Buchenwald, el dia de su liberación
Buchenwald, el dia de su liberación - WIKIMEDIA
Segunda Guerra Mundial

Un campo de concentración nazi podría ser utilizado como albergue para inmigrantes en Alemania

Las autoridades de la ciudad de Schwerte han solicitado que un edificio de las SS del campo de Buchenwald sirva de alojamiento para los más necesitados

Actualizado:

Durante meses sirvió de puesto avanzado para los soldados nazis que «trabajaban» (si así se puede llamar a las infames tareas que realizaban) en el campo de concentración de Buchenwald. Sin embargo, ahora las autoridades de la ciudad alemana de Schwerte quieren reconvertir este antiguo edifico -en el que se cree que se alojaron las SS de Hitler- en un albergue en el que cobijar a 21 inmigrantes que solicitan asilo al gobierno. Todo ello, debido a la escasez de espacios en los que poder hospedarlos.

Así lo afirman varios medios internacionales como el « Daily Telegraph», donde también se explica que la solicitud ha causado gran revuelo en Alemania –país en el que este tipo de lugares son considerados una representación manifiesta de la brutalidad y la barbarie de los nazis-. «Este no es un lugar normal, no es cualquier lugar, es un sitio de explotación, de opresión y de violencia sin límites», afirma Christine Glauning –directora del «Centro de Documentación sobre el trabajo forzado nazi» a la revista « Spiegel».

Sin alojamiento

En palabras de varios diarios germanos, la petición ha sido realizada debido a la escasez de alojamiento que existe en Alemania para aquellos que –huyendo de la violencia de Siria e Irak- solicitan asilo en la región. De hecho, la llegada ha sido tan masiva que, según las autoridades del país, en muchos refugios oficiales la gente vive hacinada.

Por su parte, y para defender esta curiosa idea, los funcionarios responsables de la petición han afirmado que no existen datos que avalen que este edificio (un puesto avanzado ubicado a varios kilómetros del campo principal) fuera utilizado por las SS. A su vez, señalan que –en principio- el lugar fue utilizado únicamente por veteranos discapacitados y por parte de un artista.

Sin embargo, y a pesar de que la historia de la construcción no está bien documentada, el pertenecer a Buchenwald -uno de los campos de concentración más grandes de la Segunda Guerra Mundial y en el que murieron más de 50.000 personas- hace que muchos sean reticentes. De hecho, se sabe que en otros puestos avanzados del campo de concentración se obligó a trabajar a más de 700 prisioneros (uno de ellos fue, por ejemplo, la estación de tren cercana).

A pesar de que en Alemania son muchas las construcciones nazis «recicladas» tras la Segunda Guerra Mundial (algunas como el Estadio Olímpico de Berlín o el antiguo Ministerio de la Luftwaffe) lo cierto es que, hasta ahora, los campos de concentración habían sido sagrados. Sólo el tiempo dirá qué decisión se toma.