Voluntarios europeos del Estado Islámico convierten a las yasidíes en esclavas sexuales

Según ha monitoreado el 'think tank' israelí Memri, los yihadistas (franceses y británicos) discuten en las redes sociales sobre la venta de jóvenes de la etnia yasidí. Una ONG denunció la trata de al menos 300 mujeres en Siria

Actualizado:

Yihadistas británicos y franceses del Estado Islámico estarían discutiendo en redes sociales como Facebook y Twitter sobre convertir a las mujeres de la etnia yasidí capturadas durante la toma de ciudades iraquíes en esclavas sexuales, según ha detectado el 'think tank' israelí Memri.

Los yihadistas conversarían además sobre la pertinencia según el islam de usar y vender a estas mujeres, de una minoría catalogada erróneamente como «adoradores del diablo», como esclavas. Por 350 dólares o incluso 180, los yihadistas bromean sobre la vida de estas jóvenes en sus post de la red social.

Sin embargo, las conversaciones en Facebook no son la primera señal de este tráfico de seres humanos. Según denunció hace pocos días el Observatorio Nacional para los Derechos Humanos en Siria (Ondus), cerca de unas 300 mujeres de la minoría yasidí secuestradas en Siria por el «Estado Islámico» pudieron ser víctimas de trata y vendidas como esclavas sexuales a otros milicianos yihaidistas.

Testimonios recibidos por Ondus señalan que las víctimas fueron vendidas como «Al Sabaya», un antiguo término que señala a mujeres «infieles», es decir no musulmanas, que forman parte del botín de guerra. La ONG reunió documentación que respalda esa denuncia en 27 casos, registrados en las provincias sirias de Alepo, Raqa y Hasaka.

El pasado 3 de septiembre un yihadista francés del «Estado Islámico» llamado «Abou Jjihad», que está en Siria y es presupuesto como uno de los mayores propagandistas de los materiales del EI en francés, comenzó un hilo en Facebook sobre esta materia:

Durante esas conversaciones, los yihadistas incluso discuten sobre la ley islámica. Según Memri, su discurso revela que, atendiendo a su forma de entender las reglas musulmanas, ellos pueden tener como pertenencias o vender esclavos no musulmanes, especialmente mujeres, a quienes su «maestro» puede usar e incluso violar a su antojo.

En Twitter también se detectaron días antes conversaciones, esta vez entre yihadistas británicos, sobre las esclavas yasidíes.