Fotografía de archivo del candidato del partido socialista a la presidencia brasileña, Eduardo Campos - abc

Muere en un accidente aéreo el candidato socialista a la presidencia de Brasil

Eduardo Campos, a quien las encuestas daban el tercer puesto en la carrera presidencial, ha muerto al estrellarse el aparato en el que viajaba

verónica goyzueta
Actualizado:

El candidato presidencial del Partido Socialista Brasileño (PSB), Eduardo Campos, al que las encuestas colocaban como tercero de cara a las próximas elecciones presidenciales, murió hoy en un accidente aéreo. Campos, de 49 años, viajaba en una avioneta Cessna 570XL, con otras cuatro personas de su asesoría y dos pilotos. Todos han perdido la vida en esta tragedia. Caprichos del destino, Campos, que había sido gobernador de Pernambuco, murió en el mismo día que su abuelo, Miguel Arraes, un legendario político de la historia brasileña, fallecido hoy justo hace nueve años.

La aeronave había partido del aeropuerto Santos Dumont, en Río de Janeiro, y se dirigía al balneario de Guarujá, en Sao Paulo, donde Campos tenía previsto participar en una conferencia. Por causas que se investigan, el avión cayó en el barrio de Boqueirão, región central del municipio de Santos, estrellándose contra el tejado de un gimnasio e hiriendo a cinco personas en tierra. Las primeras hipótesis señalan el mal tiempo como causa probable del siniestro.

Campos era una de las grandes promesas de la izquierda política brasileña y los analistas aseguran que tenía opciones reales de alcanzar la Presidencia de la República, tras una campaña electoral que no ha hecho sino comenzar. Su candidata a la vicepresidencia, la ambientalista Marina Silva, llegó al tercer lugar en los comicios pasados con un sorprendente 20%. Campos estaba en tercer puesto en los últimos sondeos, con un 9%. Era un líder de izquierdas, pero también tenía buena imagen entre los empresarios.

Silva, que fue ministra de Medio Ambiente durante el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, esquivó la fatalidad en el último momento. Iba a embarcar en el mismo avión, pero cambió su agenda a la última hora para asistir a otro compromiso y viajó en un avión comercial con sus asesores. Según el equipo de la candidata, Silva, que había estado hora antes con Campos, estaría en estado de shock, pero se prepara para viajar al lugar de la tragedia.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, suspendió su agenda y se espera que en breve se pronuncie públicamente sobre la muerte de Campos. El gobernador de São Paulo, Geraldo Alckmin, también suspendió sus compromisos para viajar a Santos.

Trayectoria

Economista, Eduardo Campos nació en Recife, estado de Pernambuco, en 1965, en una importante familia de políticos de la izquierda brasileña. Como él, también su abuelo, Miguel Arraes, fue gobernador de Pernambuco. Campos, también fue ministro de Ciencia y Tecnología, y aliado de Lula da Silva, pero rompió con el oficialista Partido de los Trabajadores (PT), para lanzarse a la presidencia.

Fue de Campos una de las maniobras más sorprendentes de la política brasileña el año pasado, cuando invitó a Marina Silva a ser su candidata a vicepresidenta. Silva, a pesar de un gran apoyo popular, no consiguió reunir las firmas necesarias para registrar su partido. Campos era casado y era padre de cinco hijos. El último de ellos, Miguel, no ha cumplido todavía un año.