Malala Yousafzai con representantes de la campaña #BringBackOurGirls para la liberación de las niñas secuestradas en Nigeria
Malala Yousafzai con representantes de la campaña #BringBackOurGirls para la liberación de las niñas secuestradas en Nigeria - reuters

Malala, con las familias de las niñas secuestradas en Nigeria

La joven afgana atacada por los talibanes en 2012 se ha convertido en un símbolo de la defensa de la educación femenina

Actualizado:

La estudiante y activista paquistaní Malala Yousafzai, que recibió un disparo en la cabeza por parte de los talibanes, ha viajado a Nigeria para conocer a las familias de las más de 200 niñas secuestradas desde el pasado 14 de abril por la secta islamista Boko Haram en una escuela de Chibok, en el noreste del país.

Malala está realizando una campaña para una mejor educación para todas las niñas, tal y como informa la cadena británica BBC, y ha decidido hacer una parada en Nigeria, donde tuvo lugar el dramático secuestro de estas jóvenes estudiantes, cuyo paradero sigue sin conocerse.

Esta joven paquistaní recibió en octubre de 2012 dos disparos a manos de un talibán en represalia por sus campañas en favor del acceso de las mujeres a la educación en el país. La joven fue atacada cuando regresaba a su casa desde su escuela, ubicada en Mingora, la principal ciudad del valle del Swat (noroeste del país).