Martin Schulz, reelegido presidente del Parlamento europeo
Schulz ha sido presidente del Parlemaneto Europeo los últimos dos años y medio - EFE

Martin Schulz, reelegido presidente del Parlamento europeo

El eurodiputado popular Ramón Luis Valcárcel ha sido designado vicepresidente de la Eurocámara por mayoría absoluta

Actualizado:

Los eurodiputados reeligieron hoy por amplia mayoría al socialdemócrata Martin Schulz como presidente de la Eurocámara. Logró 409 votos del total, de los 723 europarlamentarios que han participado en la votación, contando con el apoyo de socialdemócratas (S&D), populares (PPE) y liberales (ALDE) europeos.

Schulz es el primer presidente de la historia de la Eurocámara que repite en el cargoSchulz es, tras ser reelegido, el primer presidente de la historia de la Eurocámara que repite en el cargo. Había pedido, en su discurso ante el Parlamento momentos antes de la votación, que los eurodiputados vuelvan a depositar su confianza en él. De hecho, era el único de los cuatro candidatos con opciones reales.

Junto a Schulz, se han presentado como candidatos el conservador (ECR) británico Sajjad Karim, la ecologista austríaca Ulrike Lunacek y el líder de Podemos y candidato de la Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL), Pablo Iglesias.

Valcarcel, vicepresidente

El eurodiputado del Partido Popular Ramón Luis Valcárcel ha sido elegido en Estrasburgo vicepresidente del Parlamento Europeo por mayoría absoluta. Será el único español en ocupar una de las 14 vicepresidencias. Ramón Luis Valcárcel, número seis en la lista del PP a las elecciones al Parlamento Europeo y expresidente del Comité de las Regiones, fue elegido vicepresidente del Parlamento Europeo por mayoría absoluta.

Dos años y medio en el cargo

Schulz, que ha sido presidente del PE los últimos dos años y medio, dijo que su intención es convertir el hemiciclo europeo en "un verdadero lugar de debate público".

Schulz destacó el papel prominente que ha ganado desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa (2009) la Eurocámara, que además de contar con poderes de codecisión, ha conseguido marcar el tempo de la elección de la presidencia de la Comisión Europea (CE).