Fuerzas gubernamentales de Irak han bombardeado zonas civiles, según la ONU
Iraquíes entran a un puesto de control de Erbil - efe

Fuerzas gubernamentales de Irak han bombardeado zonas civiles, según la ONU

A falta de resultados definitivos, la misión de la ONU en Irak estima que hay cientos de muertos y 1.000 heridos

Actualizado:

La ONU ha afirmado este viernes que hay «cientos de muertos» y un millar de heridos como consecuencia de los combates en Irak, donde el grupo yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) se ha hecho con el control de Mosul y otras zonas del norte del país. [Consulte aquí las claves de lo que está pasando en Irak]

«Aunque todavía no se conoce en detalle el número exacto de víctimas civiles, la misión de la ONU en Irak estima que hay cientos de muertos y 1.000 heridos», ha declarado el portavoz del Alto Comisionado de la ONU de Derechos Humanos, Rupert Colville.

Por otro lado, ha denunciado que también se han registrado asesinatos extrajudiciales y ejecuciones sumarias, y ha citado el caso de un número indeterminado de soldados iraquíes capturados en Mosul y que fueron posteriormente ejecutados por el grupo terrorista.

Violaciones de los dos bandos

Asimismo, ha mencionado la ejecución hace dos días de 17 civiles que trabajaban para una dependencia policial en Mosul, la del empleado de un juzgado y la de otras doce personas en la localidad de Dawasa, que se piensa que trabajaban para las fuerzas de seguridad iraquíes o eran policías.

«El ejército iraquí impidió la salida de civiles de Mosul»«La alta comisionada (para los Derechos Humanos) advierte a las partes en este conflicto que están obligadas, bajo la ley internacional, a tratar humanamente a los miembros de las fuerzas armadas que han depuesto sus armas o han quedado fuera del combate», ha dicho su portavoz.

Por otro lado, ha recordado que asesinatos de cualquier tipo, mutilaciones, tratamientos crueles y torturas constituyen crímenes de guerra.

Colville ha señalado que desde la caída de Mosul también se ha recibido una información sobre el suicidio de cuatro mujeres «que habían sido violadas por miembros del EIIL o después de que se les intentó casar por la fuerza con combatientes de este grupo».

Por otra parte, Colville ha revelado también que las fuerzas gubernamentales de Irak han bombardeado zonas residenciales y causaron numerosos muertos, incluidos unos treinta de civiles.

«Las fuerzas del gobierno también han cometido excesos, particularmente el bombardeo de áreas civiles durante los combates del 6 y 8 de junio en Mosul», ha indicado.

Por último ha denunciado que se han recibido informaciones que indican que el ejército iraquí «impidió la salida de civiles de Mosul», que fueron obligados a regresar desde los puestos de control levantados en la periferia de la ciudad.