«Llegaban a tu casa y te decían: me gusta tu mujer, ahorita te la traigo»
Un grupo de autodefensa en la localidad de Paracuaro, Michoacán - reuters

«Llegaban a tu casa y te decían: me gusta tu mujer, ahorita te la traigo»

Los «grupos de autodefensa» de Michoacán explican en un vídeo por qué se alzaron en armas contra el cártel de los Templarios

Actualizado:

Apenas unos días después de que el fiscal general de México, Jesús Murillo Karam, vinculara a algunos «grupos de autodefensa» de Michoacán con el cártel Jalisco Nueva Generación, la milicia civil ha difundido un documental donde recoge los abusos cometidos por el cártel de Los Caballeros Templarios, que los llevaron hace un año a empuñar las armas. Por su parte, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, respaldaba con su presencia en Morelia, capital del estado, la puesta en marcha del programa «Por Michoacán, juntos lo vamos a lograr». El jefe del Ejecutivo, acompañado por todo su gabinete, anunciaba este martes las acciones del plan de rescate de la región, como complemento a las medidas de seguridad decretadas con el envío de miles de soldados y policías federales a la zona.

«24 de febrero, Día de las Autodefensas: La película» recopila diversos vídeos que circulaban en internet desde tiempo atrás. Uno de los documentos más vistos corresponde a una entrevista con José Manuel Mireles, el líder de las autodefensas que se recupera de las lesiones sufridas tras un accidente de aviación.

El médico denuncia el terror que viven los pueblos de Tierra Caliente y narra cómo los «templarios» les exigían no sólo dinero por cada hectárea de propiedad, sino que les reclamaban incluso sus hijas y esposas: «El problema no estalló por los cobros de los gatilleros a ganaderos, carniceros o tortilleros; ellos subieron el costo y nunca perdieron.

«Mientras, me bañas a tu niña, porque esa sí se va a quedar conmigo varios días»El problema de fondo fue cuando empezaron a llegar a tu casa y te decían: «Me gusta mucho tu mujer, ahorita te la traigo, pero, mientras, me bañas a tu niña, porque esa sí se va a quedar conmigo varios días». Y nunca te la regresaban, hasta que estaba embarazada. Ese fue el problema detonante de la situación. Ahí empezó el movimiento. Escogimos la forma en que queríamos morir: si nos iban a matar amarrados, mejor que nos maten defendiendo».

Declaración de principios

Decenas de niñas y adolescentes habrían sido secuestradas por los jefes de esta organización criminal de tintes mesiánicos en el área de Tepalcatepec, según un reportaje de «La Policíaca». Los capos «templarios» usaban a niñas de entre 11 y 16 años de origen humilde para divertirse en las fiestas que organizaban en un hotel del pueblo, mientras que los niños eran reclutados como «halcones» (vigilantes). «Se llevaban a siete u ocho chiquillas y no se sabía de ellas hasta por tres días. Después despertaban sin saber qué, las encontraban solas, en la calle, encueradas (desnudas)», denunciaba una mujer que rehusó revelar su identidad.

El documental es también una declaración de principios, «Michoacán ya despertó, México ya despertó» que choca con los supuestos acuerdos alcanzados entre milicia y Gobierno. Según este, las autodefensas estarían dispuestas a entregar las armas y reintegrarse en el ejército.