El ISIS ejecuta a alrededor de 50 civiles en Qadi al Askar, según Al Yazira

Entre las víctimas se encontrarían periodistas y trabajadores humanitarios

Actualizado:

El Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) ejecutó el lunes a alrededor de 50 civiles, entre ellos periodistas y trabajadores humanitarios, en la localidad de Qadi al Askar, ubicada en la provincia de Alepo, según activistas. Todos ellos habían sido secuestrados por el grupo y permanecían encarcelados en un centro de detención de la localidad, en torno a la cual se han registrado intensos combates entre el ISIS y otros grupos rebeldes en los últimos días.

La Asociación de Periodistas Sirios ha indicado en un comunicado que cuatro de los cadáveres pertenecen a trabajadores de la cadena de televisión Saha al Horriya que fueron secuestrados por el ISIS en diciembre, según ha informado la cadena de televisión qatarí Al Yazira. Combatientes de la brigada Liwaa al Tawhid han asegurado haber escuchado disparos antes de localizar a 20 personas ejecutadas.

"El patio (del centro de detención) era compartido por la sede de Liwa al Tawhid y el ISIS. Somos vecinos aquí", ha dicho uno de los milicianos. Este martes, el ISIS, vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, ha prometido "aplastar" a los grupos rebeldes sirios que le combaten en el país, enfrentamientos en los que han muerto al menos 274 personas en los últimos cinco días, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Así, el portavoz del ISIS, el jeque Abu Mohamad al Adnani, ha pedido a los combatientes del grupo presentes en Siria que "aplasten totalmente (a los rebeldes) y maten la conspiración en su nacimiento", al tiempo que ha advertido a los milicianos opositores de que "ninguno sobrevivirá". "Os convertiremos en un ejemplo a todos aquellos que piensen en seguir el mismo camino", ha dicho.

En una grabación de audio, el grupo ha cargado además contra la Coalición Nacional de Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), formación opositora respaldada por Occidente, de la que ha dicho que sus miembros son "objetivos legítimos", según ha recogido el diario libanés 'The Daily Star'.

El comunicado de Al Adnani ha sido publicado el mismo día en el que el líder de la milicia islamista Frente al Nusra, Abu Mohamed al Golani, ha responsabilizado en buena medida al ISIS de los combates entre las milicias opositoras. Aunque ambos grupos tienen sus raíces en Al Qaeda y dan la bienvenida a combatientes extranjeros, el Frente al Nusra ha cooperado más estrechamente con otros grupos rebeldes y ha evitado en buena medida la lucha de poder que el ISIS ha generado desde que se hizo con el control de zonas hasta entonces en manos de otros grupos rebeldes.

"Muchas unidades rebeldes han cometido transgresiones, así como políticas erróneas, que han tenido un papel importante en fomentar el conflicto", ha subrayado. En este sentido, Al Golani ha prometido formar un consejo legal islámico para resolver las disputas entre los rebeldes y ha llamado a los milicianos a volver a su objetivo compartido de combatir a las fuerzas de Bashar a l Assad. "Esta desgraciada situación nos ha empujado a lanzar una iniciativa a evitar perder los campos de batalla. Esto se hará formando un consejo legal independiente por todas las facciones (rebeldes) además de un alto el fuego", ha defendido.