Los 28 discuten si viajar al extranjero para incorporarse a la yihad es delito
El secretario en funciones del Departamento de Seguridad Nacional, Rand Beers (c) llega a la reunión de ministros de Interior sobre los combatientes extranjeros en Siria - efe

Los 28 discuten si viajar al extranjero para incorporarse a la yihad es delito

La UE estudia cómo frenar la marcha de europeos a Siria a combatir al régimen de Al Assad, ante el temor de que se radicalicen allí

ep
Actualizado:

Los ministros del Interior de los Veintiocho discutirán este jueves cómo frenar la marcha de ciudadanos europeos a Siria para combatir al régimen del presidente Bashar al Assad ante el temor de que se radicalicen allí y puedan llevar a cabo ataques terroristas en Europa a su regreso.

Entre las medidas que discutirán se encuentra tipificar como delito el viajar al extranjero para incorporarse a la yihad. El número de extranjeros que han viajado a Siria para incorporarse a la yihad se sitúa en alrededor de 10.000, de los cuales un millar procede de la Unión Europea y unos 500 adicionales de los Balcanes, según los datos que manejan los responsables comunitarios.

Los ministros pasarán revista a los avances que se han logrado en el plan que propuso el pasado junio el coordinador antiterrorista de la UE, Gilles de Kerchove, y podrían acelerar las medidas pendientes por lo que se refiere a prevención, compartir información entre los Estados miembros para detectar a los viajeros, reforzar la colaboración con países terceros o revisar la respuesta penal a este fenómeno.

De hecho, la UE cree que el problema podría agravarse en 2014 ya que si la conferencia de Ginebra tiene éxito a la hora de lograr la paz en Siria muchos europeos podrían regresar y aumentaría el riesgo de atentados en suelo comunitario. Al contrario, si la conferencia fracasa podría aumentar el flujo de yihadistas europeos hacia Siria.

En los últimos meses, el órgano de coordinación judicial de la UE, Eurojust, ha revisado la legislación de los Estados miembros para verificar si es suficiente para hacer frente a este tipo de casos. La conclusión es que el marco legal vigente «es adecuado», según las fuentes consultadas, aunque todavía hay muy pocos casos que han llegado a juicio (dos en Países Bajos y uno en Reino Unido). Pese a este dictamen positivo, los responsables europeos siguen considerando una «buena idea» tipificar como delito viajar al extranjero para la yihad, ya que consideran que enviaría una señal que podría disuadir a los europeos que estén tentados de ir a Siria.

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha pedido que la UE castigue penalmente el adiestramiento pasivo para actividades terroristas, por ejemplo en centros de culto, campos de entrenamiento en el extranjero o a través de Internet.

Los ministros examinarán además alternativas para detectar de forma temprana a los europeos que viajan al extranjero para la yihad después de que la Eurocámara haya rechazado crear un registro de la UE de datos de pasajeros aéreos, similar al que ya tienen Estados Unidos, Canadá o Australia. La opción sobre la que se trabaja es crear un punto de intercambio de información en Europol, puesto que ya hay más de 10 Estados miembros, entre ellos España, que tienen su propio registro.