Malala se reúne con Barack Obama y critica los ataques con «drones» en Pakistán
Barack Obama,su esposa Michelle y su hija Malia junto a Malala Yousafzai - afp

Malala se reúne con Barack Obama y critica los ataques con «drones» en Pakistán

En el encuentro celebrado en el Despacho Oval de la Casa Blanca, Malala, de 16 años y excandidata al Premio Nobel de la Paz para este año, ha criticado que los ataques con aviones no tripulados perpetrados por EE.UU.

Actualizado:

Malala Yousafzai, una niña paquistaní que en octubre del año pasado sufrió un ataque de los talibán por reclamar el derecho de las mujeres a una educación, se ha reunido este viernes con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a quien le ha trasladado sus reticencias sobre los ataques con 'drones' en Pakistán. En el encuentro celebrado en el Despacho Oval de la Casa Blanca, Malala, de 16 años y excandidata al Premio Nobel de la Paz para este año, ha criticado que los ataques con aviones no tripulados perpetrados por Estados Unidos contra objetivos insurgentes en Pakistán "insuflan el terrorismo".

Malala ha recriminado que dichos bombardeos se hayan llevado por delante vidas de "personas inocentes", razón por la que, según la niña, se está propagando cierto resentimiento entre la población paquistaní hacia Estados Unidos. Además, estos ataques están distanciando a los gobiernos de ambos países, ha lamentado Malala en un comunicado, en el que pide más cooperación bilateral.

Por otra parte, Malala ha destacado los proyectos de ayuda a la educación y al desarrollo de las economías locales promovidos por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en la provincia de Jaiber Pajtunjuá, y en las áreas tribales situadas en el noroeste del país, en la frontera con Afganistán.

Para los Obama, una inspiración

La esposa del presidente de Estados Unidos, Michelle Obama, su hija Malia, y el padre de Malala, Ziaudin Yousafzai, también se encontraban presentes en la reunión entre Obama y la joven, que era favorita para ganar el Premio Nobel a la Paz de este año, concedido finalmente a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas. Malala ha dicho que no está defraudada por no haber sido galardonada y ha asegurado que quiere "merecerlo".

"El presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama dan la bienvenida al Despacho Oval a Malala Yousafzai para agradecerla su inspirador y apasionado trabajo en pos de la educación de las niñas en Pakistán", señala la Casa Blanca en un comunicado. "Estados Unidos se une con el pueblo paquistaní y con otros muchos a lo largo del mundo para celebrar el coraje de Malala y su determinación a promover el derecho de todas las niñas de acudir al colegio y hacer realidad sus sueños", apostilla la Casa Blanca. Obama proclama con motivo del Día Internacional de la Niña que "hay niñas que liderarán un día las naciones, pero solo si les ofrecemos la oportunidad de elegir sus propios destinos".

"En todo continente, hay niñas que cambiarán el mundo de formas que solo podremos imaginar solo si les concedemos la libertad de soñar", añade en el comunicado. Michelle Obama remarca que "investigar en la educación de las niñas es lo mejor que se puede hacer, no solo para las hijas y las nietas, sino para sus familias, sus comunidades y sus países".

A través de la red social Twitter, la asesora de Obama, Valerie Jarrett, ha ensalzado su "valentía" y el "inspirador modelo de conducta para los líderes de mañana" que Malala representa. Por su parte, la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, se ha mostrado "orgullosa" de reunirse también con Malala.

Gira por EE.UU.

Malala se encontraba en Washington para comparecer ante el Banco Mundial en el marco de una visita a Estados Unidos para promover su libro 'I Am Malala' en el que relata su compromiso con la educación de las niñas en Pakistán, una campaña que inició a los 11 años. En diversas entrevistas concedidas estos días, Malala ya ha dejado entrever que "quiere convertirse en primera ministra de Pakistán para que, a través de la política, pueda servir a todo su país", según recoge la prensa estadounidense.

Malala ya fue galardonada en 2011 con el Premio Nacional de la Paz de Pakistán por ignorar los decretos de los talibanes paquistaníes que prohíben a las niñas acudir al colegio. El último de los reconocimientos que ha recibido la joven paquistaní fue este jueves, cuando el Parlamento Europeo le concedió el Premio Andrei Sájarov para la Libertad de Pensamiento.