Obama da a entender que cierra las consultas y que ordenará un ataque
El presidente Obama, durante su breve discurso ayer en la Casa Blanca - reuters

Obama da a entender que cierra las consultas y que ordenará un ataque

El informe de Inteligencia de EE.UU. afirma que en el ataque químico del 21 de agosto en Damasco hubo 1.429 muertos, 426 de ellos niños

Actualizado:

Barack Obama pareció ayer darlo por sentenciado. “Hemos consultado con nuestros aliados. Hemos consultado con el Congreso”, dijo, como dando por realizados ya los pasos previos para el esperado ataque contra Siria.

Aunque el presidente estadounidense aseguró que sigue “sin haber tomado una decisión”, la declaración oficial realizada por el secretario de Estado, John Kerry, fue casi una declaración de guerra. Para justificar el ataque, la Administración publicó un informe de inteligencia, del que se excluían detalles clasificados, que “con alta seguridad” culpa al régimen del presidente Al Assad del ataque con armas químicas llevado a cabo el 21 de agosto. Este afectó a once zonas de los suburbios de Damasco y provocó al menos 1.429 muertos, incluyendo 426 niños, según el informe.

“Es importante que reconozcamos”, declaró Obama, “que cuando se mata a más de mil personas, incluyendo cientos de niños, mediante el uso de un arma que el 98 o el 99 por ciento de la humanidad dice que no debería usarse en guerra, y no hay acción, entonces estamos enviando una señal. Esto es peligroso para nuestra seguridad nacional”. Añadió que cualquier acción que decida será “limitada”. “No estamos pensando en ningún compromiso con final abierto. No consideramos botas sobre el terreno”, afirmó.

El caso de Irak

Las breves palabras del presidente, mientras recibía a los presidentes de los países bálticos, seguían a un largo discurso de Kerry, en el que presentó el informe de inteligencia. “Los hallazgos son claros e irrefutables. No estoy pidiendo que acepten mi palabra. Lean por ustedes mismos las pruebas de miles de fuentes”, dijo. Kerry calificó el informe de “veredicto”.

Su intervención, por los paralelismos con el tiempo previo a la invasión de Irak, no tuvo la teatralidad que en 2003 tuvo la de su predecesor Collin Powell, pero también revistió gran dramatismo. “Nuestra comunidad de inteligencia ha revisado y vuelto a revisar con cuidado la información sobre el ataque [del 21 de agosto]. Y les digo que lo ha hecho pensando mucho en la experiencia de Irak. No repetiremos ese momento”, aseguró.

Kerry agregó que dar respuesta a Al Assad “importa profundamente para la credibilidad y los futuros intereses de Estados Unidos y nuestros aliados. Importa porque muchos otros países , cuyas políticas retan las normas internacionales, están mirando. Quieren ver si EE.UU. y nuestros aliados cumplimos lo que decimos”.

Uso repetido

El informe asegura que Siria tiene un amplio arsenal de agentes químicos, como mostaza, sarín y VX, y dispone de miles de municiones para poder utilizar esos agentes en acciones bélicas. El programa de armas químicas es gestionado por el Centro Sirio de Estudios Científicos e Investigación, mientras que las decisiones últimas sobre su uso corresponden al presidente Al Assad.

La inteligencia estadounidense se muestra “altamente segura” de que el régimen sirio ha llevado a cabo en “múltiples ocasiones” en esta guerra civil ataques con armamento químico, en pequeña escala. El material fue usado “primariamente para romper la situación de tablas” en áreas esenciales en las que el Gobierno no ha podido derrotar a la oposición con material de guerra convencional a pesar de sus esfuerzos.

Según este, en los tres días previos al ataque se recogió “un flujo de inteligencia humana, de señales y geoespacial que revela actividades del régimen que estaban asociadas con preparativos para al ataque con armas químicas”. Desde el día 18 hasta la mañana del miércoles 21 “hubo personal de armamento químico cerca de un área que el régimen usa para mezclar armas químicas, incluido gas sarín (…) El 21 se prepararon máscaras de gas para elementos del régimen. Detecciones mediante satélite corroboran que ataques desde un área controlada por el régimen golpearon las vecindades donde tuvieron lugar los ataques químicos”. Aproximadamente noventa minutos después del lanzamiento de proyectiles se produjo la primera alerta en la redes sociales sobre el uso de agentes químicos.

“Tenemos un cuerpo de información”, concluye el informe, “que nos lleva a concluir que oficiales del régimen ingeniaron y dirigieron el ataque. Interceptamos comunicaciones que incluían a un oficial de alto rango íntimamente familiar con la ofensiva que confirmó que el régimen había usado armas químicas el 21 de agosto y estaba preocupado por el hecho de que los inspectores de la ONU obtuvieran pruebas”. También se sabe, de acuerdo con la inteligencia estadounidense, que en la tarde del 21 se ordenó cesar las operaciones al personal de las armas químicas.