Polémica en Pakistán por unos dibujos que muestran a su heroína con «burka»
youtube

Polémica en Pakistán por unos dibujos que muestran a su heroína con «burka»

Es la primera serie de animación producida en el país, protagonizada por Jiya, «la vengadora del "burka"»

Actualizado:

La nueva «Superheroína del burka» es la versión paquistaní de Wonder Woman. Ella lucha contra los islamistas radicales a golpe de «lápices y libros», escondida bajo el burka que oculta su identidad. La serie de dibujos animados se estrenó la noche del domingo 28 en televisión. [Pincha aquí para ver el trailer en inglés]

Durante el Ramadán, el mes de ayuno musulmán, es cuando los canales de televisión compiten para aumentar sus índices de audiencia. La cadena privada GEO estrenó esta nueva serie de animación, muy esperada, centrada en el personaje de Jiya, una maestra que se convierte en Burka Avenger (La vengadora del Burka). A diferencia de Wonder Woman, esta heroína oculta su cuerpo y su rostro para proteger su identidad.

En la ciudad ficticia de Hawalpur, esta superheroína pakistaní, huérfana entrenada en artes marciales como el Karate Kid por un viejo maestro, lucha contra la ignorancia y por el derecho de las niñas a la educación.

«Las fuerzas del mal» están representadas por Vadero Pajero, un político corrupto que admite ya en el primer episodio desviar dinero de la construcción de escuelas, y, especialmente por Baba Bandook un «falso mago» con barba de carbón y la cabeza cubierta por un turbante, que piensa que las mujeres «deben quedarse en casa y preparar chapati», el tradicional pastel de matzo.

Esta serie animada en urdu, la lengua nacional de Pakistán, mezcla el mito del superhéroe con la estética manga, la animación japonesa y música tradicional en vivo, electro y rap. Escrita por Haroon Rashid, la estrella pop paquistaní, Burka Avenger se ha convertido en un tema candente en este país musulmán, donde más de la mitad de las niñas no están matriculadas en la escuela, una situación criticada por la joven activista Malala Yousafzai.

«Los motivos detrás de esta serie son nobles... Es un buen mensaje en un momento en que Malala Yousafzai, los activistas por la educación y millones de niños que van a la escuela están tratando de demostrar que Pakistán es un país más fértil para la educación que para el terrorismo», escribió la feminista pakistaní Shah Riba. «¿Pero es justo que vista burka y lavar el cerebro a los niños y niñas que piensan que es el burka el que le da poder, cuando en realidad le priva?», dijo en su blog.