La crisis Snowden amenaza con durar varias semanas
En el aeropuerto, Edward Snowden ya es omnipresente, sin embargo aquí solo se le ha visto a través de la televisión - reuters

La crisis Snowden amenaza con durar varias semanas

Ecuador pidió a Estados Unidos que le envíe por escrito sus reclamaciones

Actualizado:

Ecuador solicitó ayer a EE.UU. que le remita por escrito sus reclamaciones sobre el excolaborador de la CIA y la NSA, Edward Snowden, ya que Quito se dispone a estudiar la petición de asilo del exempleado de la inteligencia estadounidense. Aunque el trámite de asilo puede durar semanas, según precisaron las autoridades ecuatorianas, estas desean que Washington «presente sus alegaciones» cuanto antes.

Ecuador no se juega lo mismo defendiento a Snowden que a Julian Assange«La presente situación no ha sido provocada por Ecuador», indicó un comunicado de la Embajada ecuatoriana en la capital estadounidense. Quito se comprometió a estudiar el caso «con responsabilidad», teniendo en cuenta «las obligaciones con respecto a los derechos humanos». Asimismo, rechazó «con fuerza» las acusaciones acerca de un deseo de enfrentarse con Washington. El trato preferente que EE.UU. da a varios productos de Ecuador podría verse perjudicado si la Administración Obama decide hacer pagar al presidente Rafael Correa por acoger a Snowden.

En todo caso, Ecuador no se juega lo mismo defendiendo a este que defendiendo a Julian Assange, responsable de Wikileaks, informa Rafa Martí. Según el ecuatoriano Íñigo Salvador, catedrático de Derecho Internacional, el Gobierno de Rafael Correa «tendría mucho más que perder dándole el asilo a Snowden que a Assange». «En el caso de Assange el asilo diplomático fue concedido sobre la base del temor de sufrir ciertas represalias cuando no había ningún proceso iniciado, mientras que contra Snowden ya hay un caso abiero y se le acusa de delitos contra la seguridad nacional», añade.

Pocas alternativas

Snowden no tiene fáciles alternativas como destino final. Venezuela, que se llegó a mencionar como otro posible destino, está en un proceso de restablecimiento de las relaciones con Obama. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró que su país «no ha recibido ninguna solicitud de Snowden para asilo político».

Por su parte, la Casa Blanca rebajó ayer la tensión con Rusia. «Estamos de acuerdo con el presidente Putin en que no queremos que la situación dañe nuestras relaciones», indicó el portavoz Jay Carney. Como señal de distensión, reconoció que Snowden escogió viajar a través de Moscú «por decisión propia». El portavoz confirmó que Rusia les asegura que Snowden sigue en el aeropuerto al que llegó el domingo desde Hong Kong.

«Estamos de acuerdo con Putin en que no queremos dañar nuestras relaciones»La situación del ex empleado de la NSA parece cada vez más turbia. Si continúa sin viajar va a terminar necesitando un visado ruso para poder seguir en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremétievo-2.

La compañía Aeroflot comunicó ayer que Snowden y la abogada de Wikileaks que le acompaña, Sarah Harrison, no tienen reservados billetes a ningún destino en los próximos tres días. El siguiente avión a Cuba sale hoy.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, repitió ayer las palabras pronunciadas el martes por el presidente Vladímir Putin en Finlandia. «Snowden no ha violado la ley rusa, no ha cruzado la frontera, está en la zona de tránsito del aeropuerto y puede volar donde quiera (…) cuanto antes lo haga mejor», afirmó Lavrov.