Beppe Grillo le grita a la clase política: «¡Rendíos!»

Cientos de personas afines al Movimiento 5 Estrellas marchan contra la reelección de Napolitano hasta el Coliseo romano. El cómico no pudo dar su discurso por motivos de seguridad.

Actualizado:

Cientos de personas, la mayoría simpatizantes del Movimiento 5 Estrellas (M5S), emprendieron hoy una marcha pacífica desde una plaza romana hacia el Coliseo para expresar su indignación por la reelección de Giorgio Napolitano, de 87 años, como presidente de la República.

El cómico Beppe Grillo, líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), había convocado la protesta, pero al final, por motivos de seguridad, no pudo dar su mitin.

Grillo llegó a la pequeña plaza dei Santi Apostoli en coche, pero no pudo llegar andando al palco debido a la cantidad de prensa y de manifestantes y la policía le aconsejó que se marchase por motivos de seguridad, según explicó el cómico.

El líder del M5S pudo sólo subirse al techo de su coche y pronunciar uno de sus gritos de batalla dedicado a la clase política: "¡Rendíos!".

Los centenares de personas que se agolpaban en la plaza decidieron entonces, animados por algunos parlamentarios de M5S que estaban presentes, realizar una marcha hacia el Coliseo romano, ya que las fuerzas de seguridad les impidieron acercase al Quirinal, sede de la República.

Durante la manifestación se vieron cárteles y eslóganes contra la reelección de Napolitano de ayer, ya que el M5S apoyaba al jurista Stefano Rodotà.

"Napolitano no te queremos" o "Napolitano no es mi presidente" fueron algunos de los carteles que enarbolaban los manifestantes, que también profirieron gritos contra el expresidente del Gobierno, Silvio Berlusconi.

En una rueda de prensa convocada esta mañana, Grillo calificó la reelección de Napolitano de un "pequeño golpe de listillos", que va a servir para salvar a Silvio Berlusconi y al Partido Demócrata (PD).

Los manifestantes criticaban como parte de las fuerzas políticas se hayan puesto de acuerdo para elegir a Napolitano "y defender sus propios intereses" cuando existía una figura tan valida como la de Rodotà.

Según Grillo, lo que ocurrió ayer en el Parlamento "ha sido un intercambio de favores" y aseguró que "están robando otro año al país" y que el Gobierno que se formará "no durará".

«Se subió al techo de su coche y gritó: "¡Rendíos!"»

«Un golpe de Estado»

Grillo añadió que el candidato que M5S apoyó en todas las votaciones presidenciales, Stefano Rodotà, "habría sido una garantía para este país".

En el exterior del Parlamento, continuaron ayer hasta altas horas de la noche las protestas, y después otro centenar de manifestantes se concentraban ante el palacio del Quirinal, sede de la presidencia de la República al grito de «Napolitano no es mi presidente».

«Desde la posguerra, en los momentos más oscuros de la República, no ha habido nunca un contraste tan claro e impúdico entre las instituciones y los ciudadanos», afirmó en su blog ayer el cómico. Grillo acusó a los partidos políticos de confabular y de «estar dispuestos a todo con tal de impedir el cambio».

La candidatura de Rodotà, considerado un independiente a pesar de su pasado político en partidos de izquierdas, ha dividido al centroizquierda italiano ya que Izquierda, Ecología, Libertad, liderada por Nichi Vendola, anunció que votaría por el jurista desmarcándose del centroizquierda