Tragedias mortales en discotecas, un drama frecuente en todo el mundo
La aglomeración en el Love Parade de Duisburgo terminó con 19 muertos - epa

Tragedias mortales en discotecas, un drama frecuente en todo el mundo

Los dos centenares de muertos en Brasil se suma a la lista de sucesos dramáticos en noches de fiesta, como el Madrid Arena, el Love Parade alemán

Actualizado:

La escena se repite cada cierto tiempo por causas similares. Aforo sobrepasado, puertas cerradas y algún suceso que desata el pánico. En Brasil han muerto este domingo dos centenares de personas por el incendio en una discoteca. Estos son otros casos recientes de dramáticas noches de fiesta.

Madrid Arena, 2012

La tragedia está todavía en investigación. La fiesta de Halloween celebrada en el Madrid Arena en 2012 terminó con cinco chicas muertas. Aunque las causas del suceso no son definitivas, todo apunta a un aforo excesivamente sobrepasado. El tapón formado en las puertas de salida y una posible mala planificación de la seguridad condujeron a una mortal aglomeración reciente

Budapest (Hungría), 2011

En 2011 en Budapest, la trategida se cebó con tres jóvenes. La discoteca había superado el número máximo de aforo permitido. Las tres chicas murieron aplastadas, según señalaron los servicios santiarios. En la discoteca, con una capacidad para 1.600 personas, habían entrado al menos 1.800.

Duisburgo (Alemania), 2010

El Love Parade de Duisburgo (Alemania) celebrado en julio de 2010 también acabó en trageda. Fallecieron un total de 19 personas muertas, entre ellas dos españolas, y más de 400 resultaron heridas por la estampida que se desató en el túnel por el cual se accedía al recinto del festival. La tragedia ocurrió sobre las 17.00 horas, después de que la Policía impidiera la entrada de más gente al recinto porque se encontraba abarrotado.

Buenos Aires (Argentina), 2004

En 2004 Argentina tuvo que contar casi dos centenares de muertos, tras una bengala perdida que causó un incendio en el local «República Cromagnon», una sala donde la mayoría de las salidas de emergencia estaban selladas con cadenas. Un grupo de jóvenes comenzó a lanzar bengalas. Cundió el pánico y una avalancha humana se atropelló en su huída de la muerte. Murieron por aplastamiento o asfixia.

Chicago (EE.UU.), 2003

La pelea entre dos mujeres y el posterior alboroto fue el desencadenante de la avalancha humana que en 2003 se cobró la vida de 21 personas en Chicago (Estados Unidos). Con una capacidad autorizada por los bomberos de 800 personas, estaba abarrotadas por unas 1.500 personas cuando se produjo el siniestro.

La Ratonera de Alcalá 20, 1983

Corría el año 1983 y era alcalde Tierno Galván. El operador de bomberos recibió una llamada, poco antes de las cinco de la mañana, en el que le informaban: «Está saliendo humo de un local de la calle Arlabán». Allí, a la puerta trasera de la discoteca, llegaron las primeras dotaciones de bomberos.

Lo conatba ABC. La discoteca tenía licencia de funcionamiento desde 1927; primero, como Cabaret Lido; luego, como Parrilla Alcázar, y después fue el Chat Noir. Desde unos meses antes, era Alcalá 20, la última novedad para los noctámbulos.

Aquella madrugada de sábado, el establecimiento estaba a rebosar. Un resplandor entre las cortinas del escenario dio inicio al infierno. «Ante los gritos de «fuego, fuego», algunos se creyeron que era broma», explicaba entonces Javier Bauluz, fotógrafo de prensa y superviviente de la tragedia.

El fuego no presentó muchas dificultades: se extinguió en una hora. El gran problema fue el humo, negro y espeso, que ahogó las gargantas y cegó los ojos de cientos de jóvenes que intentaban, frenéticamente, salir de aquella ratonera. FAllecieron 81 jóevenes esa noche.