La avena, un cereal cada vez más presente en los desayunos españoles

Entre los principales consumidores de avena, predominan las mujeres, de unos 40 años, residentes en zonas urbanas y con un estilo de vida activo

MADRIDActualizado:

Más de la mitad de la población elige desayunar de forma saludable, un aspecto que ha crecido un 20% en los últimos 5 años y se posiciona como el factor más importante de los españoles a la hora de elegir su desayuno. No obstante, y a pesar de que cuidarse se ha convertido en un objetivo a cumplir para buena parte de la población, 3 de cada 10 españoles declara que no lo hace.

Son datos de un estudio sobre hábitos de consumo desarrollado por Quaker, la marca de referencia en avena. Según este informe, el consumo de avena se ha duplicado en los últimos 5 años siendo el desayuno el momento del día favorito para consumirla. Entre los principales consumidores de avena, predominan las mujeres, de unos 40 años, residentes en zonas urbanas y con un estilo de vida activo.

Tal como explica Navin Daswani, responsable de la marca Quaker para España y Portugal: «Estos datos son muy positivos porque vemos que los españoles son cada vez más conscientes de la importancia que tiene un buen desayuno». Tal y como explica Carolina Vives, tecnóloga de alimentos de esta compañía, «cada vez somos más conscientes de que el desayuno, al ser la primera comida del día, nos debe dar la energía y nutrientes necesarios para empezar el día. Es la comida que nos rompe el ayuno de tantas horas desde la cena, por lo que si no es completo y suficiente, entonces podría tener efectos sobre las personas como sentir apatía, cansancio, desconcentración, fatiga… El organismo no ha obtenido lo que necesita y así puede reaccionar».

Según Vives, no hay establecido un desayuno ideal por excelencia, sino que hay unas recomendaciones por parte de nutricionistas y expertos en salud que deberíamos cumplir: aporte de energía necesario tres el ayuno de la noche, que vendría por medio de hidratos de carbono, normalmente de los cereales, mejor integrales porque aportan fibra, vitaminas y minerales, y de absorción lenta, proteínas como las que nos aporta la leche o derivados lácteos (yogur, queso fresco), carnes magras (jamón, pavo), y también completarlo con frutas o zumos, aportándonos fibra y vitaminas.

Los cereales, prosigue esta tecnóloga de alimentos, «son la fuente de hidratos de carbono por excelencia, por contener básicamente almidón, aunque también aportan proteínas, grasas y, si se toma integral, fibra y vitaminas y minerales. Los hidratos de carbono contribuyen al correcto funcionamiento del cerebro, así como de los músculos». Por supuesto, añade, «la recomendación es tomar cereales integrales, es decir, con la parte externa del grano incluida, para aprovechar los nutrientes que contiene. Hay muchos tipos de cereales, por lo que lo ideal es incluirlos variadamente en la dieta, teniendo diferente propiedades cada uno de ellos que son recomendados».

Avena, el cereal que crece con más fuerza

El top 5 de cereales en España son trigo, arroz, maíz, avena y quinoa (este último pseudocereal) y, de éstos, la avena es el cereal cuyo consumo más ha crecido, duplicándose en los últimos 5 años. En concreto, 3 de cada 10 españoles incluyen este cereal en su dieta semanalmente y 7 de cada 10 lo hacen en el desayuno, Asimismo, el principal motivo por el que los españoles toman avena es por sus beneficios para la salud, seguido de por el sabor, siendo las mujeres y los menores de 25 los que más cocinan con este cereal.

De este informe se desgrana que más del 40% de españoles cree que debería tomar más avena de la que consume, ya que sí que están al día de todo lo positivo que aporta este cereal: más de la mitad de la población conoce sus beneficios digestivos, 4 de cada 10 sabe que ayuda a reducir el colesterol y más del 25% afirma que contribuye a una mejor salud cardiovascular. Vives añade que «la avena, que es un cereal relativamente nuevo en nuestra sociedad, aporta betaglucano, que es un tipo de fibra que puede ayudar a reducir el colesterol (tomando unos 6 gramos al día de esta sustancia)».

Evolución en el desayuno de los españoles

Según los datos de Quaker®, los españoles quieren un desayuno saludable, rápido de preparar y con buen sabor, pero los gustos y lo que se espera de él varían por sexo y por edades. A mayor edad, menos importa el sabor del desayuno y más se busca que sea digestivo y, en cambio, que sea rápido y fácil de preparar es lo más valorado por los menores de 35. Asimismo, de los 25 a los 34 es la edad en la que se prioriza que la primera comida del día aporte energía y de los 35 a los 44 es cuando más importa que el desayuno sea saludable.

Si se analizan los datos por sexo, se observa que el desayuno ha variado mucho en los últimos 5 años: por un lado, la importancia de tomar un desayuno saludableha aumentado un 20% tanto hombres como mujeres y, aunque la rapidez y facilidad de preparación sigue siendo el segundo objetivo de ambos sexos –superando el 30%– este factor ha disminuido un 8,7% en hombres y más de un 13% en mujeres, mostrando una mayor preocupación por cuidar la primera comida del día.

Asimismo, el sabor del desayuno es ahora menos importante para ambos, sobre todo para ellas, y, en cambio, empezar el día con energía es más significativo para las mujeres, ya que este objetivo ha aumentado más de un 10% en los últimos años. Desde Quaker® destacan que esta cifra coincide con que ellas son las que más han aumentado el consumo de avena (20%), un cereal conocido por su aporte energético.

Información nutricional

Otro de los grandes bloques del estudio analiza el conocimiento que tienen los españoles sobre la información nutricional, destacando que sólo 2 de cada 10 comprueban siempre la composición de los productos que consumen y, de éstos, cerca del 30% lo tiene en cuenta desde hace menos de 2 años. Lo que más preocupa a los españoles cuando compran un producto son las grasas (34,2%), las calorías (21,8%), más perseguidas por mujeres que por hombres, y los azúcares (21.1%), cuya importancia ha crecido un 10% en los últimos 5 años. No obstante, es curioso observar cómo, a mayor edad, menos importan las calorías de un producto y más lo hace la cantidad de sal y fibra de éste.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia