Piden que se regule la publicidad de los alimentos que se destinan a la infancia.
Piden que se regule la publicidad de los alimentos que se destinan a la infancia.
Bienestar

Así influye la publicidad en el peso de tu hijo

Más de 40 organizaciones exigen un sistema de regulación con rango de ley que garantice que la población infantil solo pueda verse expuesta a publicidad de alimentos y bebidas saludables

La obesidad infantil pone a dieta los comedores escolares

Actualizado:

Los niños ven al día en España cerca de 25 anuncios televisivos de alimentos y bebidas y la mayoría no son saludables. Durante la infancia no somos conscientes del objetivo comercial ni persuasivo de la publicidad. La explicación está en que hasta los 12 años el ser humano carece de la madurez cognitiva necesaria para cuestionar los mensajes comerciales. Los considera ciertos, justos y precisos cuando no siempre lo son. Es más, aunque reciban el consejo de los adultos para elegir otros productos más saludables, niños y niñas prefieren los productos anunciados. La publicidad alimentaria es con frecuencia engañosa también para las personas adultas, ya que hasta el 80% de alimentos y bebidas que se anuncian con alegaciones nutricionales y de salud positivas, en realidad no son saludables. «Las familias reclaman que la salud esté por encima de los intereses económicos de la industria alimentaria», explica Leticia Cardenal, presidenta de la CEAPA.

La mayoría de la publicidad alimentaria que se emite hace referencia a productos no saludables, contribuyendo al desarrollo de obesidad infantil –el 45 % de los niños y las niñas de España tiene sobrepeso u obesidad– y al aumento del riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y cáncer en el futuro. Concretamente, el estudio más reciente en la población pediátrica (Aladino 2015) que utiliza los criterios de la OMS, señala que el porcentaje de sobrepeso infantil en España se sitúan en torno al 23% y el de obesidad infantil, en torno al 18%.

«La publicidad de alimentos y bebidas no saludables es una de las principales causas de la epidemia de obesidad infantil que padecemos en España, y esto es así por la falta de efectividad de la actual regulación para proteger a nuestros hijos y nuestras hijas. La propuesta que hacemos es coste-efectiva, promueve ambientes saludables, protege a una población vulnerable, ayudando a niños y niñas a alimentarse de forma saludable, disminuye desigualdades sociales en salud, aumenta la libertad individual de elección de los padres y cuenta con el apoyo de científicos, profesionales de la salud y consumidores», argumenta Miguel Ángel Royo, representante de SESPAS.

Ni en horario infantil, ni con juguetes o regalos

Para seleccionar los productos saludables, cuya publicidad sería permisible, se propone aplicar el perfil nutricional de la región europea que propone la Organización Mundial de la Salud (OMS). El ámbito de actuación de la ley debe abarcar todos los medios publicitarios y, en particular: televisión, cine y radio; medios impresos y espacios publicitarios al aire libre (vallas, medios de transporte, etc.), Internet, aplicaciones de videojuegos con fines publicitarios (advergames), telefonía móvil y patrocinios (congresos, jornadas, fiestas, etc.). Este tipo de regulación ya funciona en otros países, como es el caso de Chile, que no solamente abarca la publicidad sino que también pone coto al etiquetado confuso y engañoso.

Entre las propuestas figura que no se emitan en horario infantil (6:00 a 22 horas) en las cadenas generalistas ni en la infantiles, así como en otros programas que se emitan fuera del horario infantil y vayan dirigidos a familias o participen menores, como es el caso de «La Voz Kids» o «Masterchef junior». Además, solicitan que se excluyan fórmulas 3x2, ganchos comerciales (regalos, concursos, juguetes, coleccionables..) y otros elementos de atracción infantil.

El director de Justicia Alimentaria, Javier Guzmán, ha pedido a la administración pública que cambie de estrategia en la lucha contra la obesidad infantil y los problemas de mala alimentación y asuma que haberla dejado en manos de las propias empresas ha sido un enorme error. «Necesitamos políticas públicas que protejan a los niños y niñas del bombardeo descontrolado de publicidad de alimentos insanos», reivindica.

El manifiesto «Defiéndeme», que busca proteger los derechos de la infancia a la salud y al libre desarrollo de la personalidad, evitando el efecto perjudicial de la publicidad está promovido por Justicia Alimentaria, la Sociedad Española de Salud Pública (SESPAS), la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA), Amigos de la Tierra, Medicus Mundi y Ecologistas en Acción. Además, cuenta con el apoyo de más de cuarenta organizaciones adheridas, entre las que se encuentran: el Comité Español Interdisciplinario de Prevención Cardiovascular, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Asociación Española contra el Cáncer, la Plataforma Rural , la Asociación de Enfermería Comunitaria, el Consejo General de la Psicología o la Coordinadora de ONG.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia