Bet Plans: «Es posible acabar con las discusiones a la hora de cenar con niños»

La clave está en pactar el menú con antelación y planificar la compra

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«¡En esta casa siempre toca verdura!». «Es la frase que soltó mi hijo una noche después de comprobar que, efectivamente, había otra vez verdura para cenar. Y la verdad es que no lo dijo con mucha alegría. Al contrario, ¡estaba muy enfadado! Le expliqué que sí, que en casa habría verdura hoy, mañana y casi cada día, así que mejor no preocuparse mucho por ello y no montar un drama cada noche, porque sería muy pesado para los dos», relata Bet Plans, la creadora de Menuario, un juego familiar que sirve para planificar las comidas semanales y fomentar la alimentación saludable y equilibrada entre los más pequeños.

Esta fue una de las razones que llevaron a esta economista de carrera a reflexionar que la planificación del menú de la familia no podía ser sólo cosa suya. « Pensé que los niños debían participar, implicarse en ello y entender por qué comemos lo que comemos, y que no es que yo tenga ganas de hacerles la puñeta (cosa que me temo que han pensado en más de una ocasión)».

Previsión, la clave de todo

Ella siempre había sido una persona ordenada y metódica, pero con las comidas «no había manera», reconoce. Acumulaba libros de nutrición y recetas que estaban muy bien y eran muy bonitos, pero de poco le servían en el día a día, en el que llegaba a casa cargada de bolsas y mochilas, y entonces se planteaba la terrible pregunta: «¿Qué cenaremos hoy?». «Vi que sólo una fórmula mágica podía evitar que esta escena se repitiera un día tras otro: la previsión». Así fue cómo empecé la búsqueda de una herramienta que hiciera fácil la planificación de las comidas de la semana que no encontró.

La clave de la herramienta Menuario

De su búsqueda de un método para acabar con las discusiones a la hora de cenar en familia nació hace unos meses Menuario: Se trata de un juego familiar con el que es posible planificar las principales comidas del día (almuerzo y cena) para toda la semana, asegurando las raciones de cada grupo de alimentos que recomiendan las pautas de la Dieta Mediterránea. «Tus hijos, sea cuál sea su edad, aprenderan los conceptos básicos de nutrición equilibrada, lo que les será muy útil en el futuro», asegura Plans.

El objetivo principal es facilitar que todos comamos un poco mejor. «Y tenemos la gran suerte de no estar solos en este proyecto, pues contamos con el apoyo y la colaboración de dos de las principales entidades del país en la promoción de la salud y los buenos hábitos alimentarios: La Fundación Alicia, y el Hospital Sant Joan de Déu».

Colaboradores de lujo

La primera, situada en Món Sant Benet, en Sant Fruitós de Bages, y fundada en el año 2003, cuenta con la complicidad y la colaboración de los mejores cocineros y destacados científicos. Desde entonces trabaja con instituciones, entidades y asociaciones para ser un referente en la investigación aplicada a la gastronomía, ofrecer respuestas culinarias a problemas alimentarios y convertirse en un espacio para crear consciencia social sobre la importancia de la alimentación como un factor cultural y educativo.

La Fundación asesora en los contenidos del libro de Menuario y propone las recetas que se incluyen en él. En el prólogo del libro, su responsable de salud, la doctora Elena Roura, insiste en que para comer bien «no debemos pensar que hay alimentos buenos o malos, el problema es cómo gestionar la presencia de cada uno y controlar su frecuencia, porque los hay de consumo ocasional mientras que otros son imprescindibles a diario». Por esto, y para evitar el derroche de alimentos, recomienda la planificación de los menús.

Por su parte el Hospital Sant Joan de Déu, desde su departamento de Innovación e Investigación, apoya la iniciativa y recomienda el uso de esta herramienta entre las familias. Desde su portal Faros, de apoyo a las familias, afirma que «la mejor manera de seguir una dieta equilibrada es a partir de la planificación de las comidas de forma semanal, y que la implicación de los niños en su preparación favorece la aceptación de alimentos habitualmente rechazados».

Desde este centro hospitalirio destacan también la importancia de que los niños aprendan ya desde la infancia unos buenos hábitos de alimentación para la prevención de trastornos alimentarios y que estos se pueden trabajar en la escuela, pero que es sobre todo en casa donde se adquieren, con el ejemplo diario de la familia. Tanto es así que el Departamento de Endocrinología plantea la utilización de Menuario en sus talleres para la prevención de la obesidad en niños y adolescentes.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia