Claves para detectar y prevenir ideas suicidas en menores

Desde la Fundación Anar explican cómo afrontar este tipo de casos

Actualizado:

Diana Díaz, directora del Teléfono Anar, explica que cada día reciben una media de 1.300 llamadas de jóvenes con diversos problemas, «pero nos llama especialmente la atención que los casos de ideación suicida en menores se han multiplicado por seis y los de autolesiones por catorce. «El fenómeno de las autolesiones es muy reciente y ya en 2016 dimos la voz de alarma sobre este asunto —advierte Diana Díaz—. Los jóvenes se enfrentan a muchas dificultades diarias, a situaciones tarumáticas, a acoso, abusos... y se sienten solos. Creen que autolesionándose liberan ese sufrimiento porque desconocen que hay otras maneras de lograrlo que no son dañinas. A ello se suman todas las informaciones que se publican en internet y que fomentan este tipo de conductas».

Desde la Fundación Anar ofrecen a los padres una serie de recomendaciones para ayudar a estos jóvenes que se sienten en situaciones límite.

Señales de alerta

Cambio de conducta

Los altibajos emocionales son comunes en jóvenes, pero si hay ideación suicida son más llamativos. Atentos ante el consumo de drogas, querer “cerrar temas” o si hace cartas de despedida.

Aislamiento

Una cosa es que el adolescente busque la intimidad habitual de su dormitorio y otra que no quiera salir y comunicarse con sus padres ni con su grupo de iguales.

Tristeza

Se debe estar pendientede si el adolescente está más triste de lo normal, tiene una visión del mundo o de sí mismo negativa y muy pesimista respecto a su futuro.

Rendimiento

Se deben vigilar cambios significativos en cuanto a la concentración, si ha bajado su rendimiento a la hora de hacer deberes o se salta clases sin conocimiento previo de los padres.

Autolesiones

Algunos adolescentes se autolesionan para dar salida a un malestar emocional que no saben cómo manejar. Los intentos previos también deben tomarse siempre en cuenta.

Cómo prevenirlo

Darle importancia

Ante signos de ideación suicida no hay que pensar que «son cosas de adolescentes, ya se le pasará». En este tipo de problemas la detección precoz puede evitar graves consecuencias.

Validar emociones

Dejar que se exprese emocionalmente y darle una respuesta empática y comprensiva. Acogerle y contenerle en esos momentos porque, aunque no lo exprese, necesita seguridad.

Temporalidad

Enseñarle que nada es para siempre y que los problemas tienen solución, pero que hay que buscarla de forma adecuada. Si hay que pedir ayuda para ello, no pasa nada.

Compartir

Los adolescentes tienden a pensar que lo que están viviendo no le sucede a nadie más, que ninguna persona le puede comprender. Hablar de los problemas aporta posibles soluciones.

En compañía

Si se han descubierto señales de ideación suicida, tratar de que esté acompañado y quitar de su alcance cualquier medio lesivo (objeto punzante, medicamentos, etc.).

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia