Uno de los trastornos más incapacitantes que afecta más a las mujeres es la agorafobia
Uno de los trastornos más incapacitantes que afecta más a las mujeres es la agorafobia

La angustia, ansiedad y agorafobia afectan más a las mujeres

«Las fobias específicas, miedos excesivos a un objeto o situación, el trastorno por estrés postraumático... son síntomas muy presentes en la fase premestrual del ciclo en las mujeres», asegura la doctora Elena de Irarecha Ruíz

Actualizado:

Las mujeres en edad reproductiva son 2 ó 3 veces más vulnerables que los hombres a la hora de desarrollar trastornos de ansiedad, según la psicóloga Elena de Iracheta Ruíz.

La doctora de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional (Madrid) indica que las alteraciones psicológicas caracterizadas por la angustia, el pánico inesperado y repetido es «doblemente frecuente en mujeres que en hombres». Además de ser distinta también la edad de inicio: «en hombres comienza entre los 15 y los 20 años y en mujeres entre los 35 y los 44 años».

En cuanto a las mujeres, el trastorno es «más severo y los síntomas son predominantemente respiratorios, mientras que en los hombres son más gastrointestinales, acompañados de intensa sudoración», añade la doctora Ruíz.

Algunos factores que pueden influir en estas diferencias entre mujeres y hombres son las fluctuaciones hormonales. Está demostrado que los cambios en las hormonas premenstruales contribuyen a episodios de pánico, informa Ep.

No antes de los 20

Según la doctora del Hospital Ruber Internacional, uno de los trastornos más incapacitantes que afecta más a las mujeres es la agorafobia. «Al sufrir un trastorno de angustia o pánico tienden a encerrarse en casa y no salir. Esto afecta a un 7-9 por ciento de mujeres frente a un 3-4 por ciento de hombres presentando la mujer mayor severidad en sus síntomas», argumenta.

Otra enfermedad que afecta más a la mujer que al hombre es el trastorno de ansiedad generalizada (TAG). Esta enfermedad, que consiste en una preocupación excesiva e incontrolable sobre problemas cotidianos, «ve agravados los síntomas en el periodo premestrual», dice Elena de Iracheta.

Por otra parte, la médico señala que, aunque el trastorno obsesivo-compulsivo no presenta diferencias de sexo en su incidencia, sí cuenta con algunas curiosidades. Explica la doctora que «en el hombre el comienzo de los primeros síntomas es más precoz, coincidiendo con la pubertad, mientras que en mujeres no suele manifestarse antes de los 20 años, altamente asociado a embarazos».

«Las fobias específicas o miedos excesivos a un objeto o situación particular (arañas, ascensores, aviones, agujas, sangre, conducir, etc.), o el trastorno por estrés postraumático, agudo o crónico, son síntomas muy presentes en la fase premestrual del ciclo así como en mujeres embarazadas», concluye.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia