Estas son las carencias del Plan de Familia

Tras dos años de trabajo, el Gobierno aprueba hoy el documento

Actualizado:

El Gobierno ha elegido una fecha muy significativa para dar luz verde a la propuesta estrella de este final de legislatura como es el esperado Plan Integral de Apoyo a la Familia (PIAF), sobre el que nueve ministerios llevan más de dos años trabajando.Ayer el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, anunció que el documento será aprobado mañana en Consejo de Ministros, un día antes de celebrar el Día Internacional de la Familia, que se conmemora el 15 de mayo, y a poco más de una semana para que tengan lugar las elecciones autonómicas y municipales.

El último borrador que se pasó a consulta de las asociaciones de familia para que incorporaran sus propuestas, y que adelantó ABC, está fechado el pasado 7 de noviembre. No se conoce si se han introducido cambios o se han incorporado novedades ni tampoco si se han tenido en cuenta algunas medidas de la larga lista que alegaron las organizaciones.

A la espera del Plan que mañana presente el ministro de Sanidad, las asociaciones de familia tienen claro que no aceptarían un documento donde no se recojan algunas de sus reivindicaciones históricas. Entre ellas, ampliar el permiso de paternidad y el de maternidad; una apuesta decidida por la conciliación (con una profunda modificación de los horarios en España); la elaboración de una Ley de Protección a la Familia; una ayuda directa universal por nacimiento de pago único; reducción del 50% del IVA en productos básicos infantiles; incrementar de manera progresiva el porcentaje del PIB destinado a la familia hasta situarse en el 2,2% como hacen otros vecinos europeos; universalizar las ayudas directas y fiscales actuales y futuras eliminando los límites de renta; reforzar la institución del matrimonio; la derogación de la actual ley del aborto...

Reivindicaciones

Conceder una prestación universal por hijo a cargoes un caballo de batalla desde hace muchos años para estas entidades. Hoy día es la única ayuda directa a las familias españolas y consiste en una aportación de 24,25 euros al mes por hijo para los hogares con ingresos inferiores a 11.519 euros anuales. Lo que siempre han pedido las organizaciones es que esta retribución tenga carácter universal, es decir que todos los hogares la perciban independientemente de su renta. O por lo menos que el Gobierno aumente su cuantía, igualándola a la media europea (cien euros al mes) y eleve los límites de renta para tener derecho a ella. El borrador inicial del PIAF recoge estudiar la «mejora» de esta prestación así como la «reordenación» de otras prestaciones de la Seguridad Social que atañen a la familia. En concreto, cita las de paternidad, maternidad, muerte y supervivencia.

En las 225 medidas que reúne el borrador inicial algunas asociaciones echaron en falta cuestiones de fondo, como explica Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia y una de las organizaciones más críticas. «Falta dar de verdad valor a la familia, que debe considerarse en sí misma como un bien social. Y eso no se veía en el viejo borrador. Tampoco contenía ninguna novedad. No había compromisos novedosos ni medidas concretas ni en cuanto a presupuesto. Ni siquiera se concretaban reivindicaciones históricas como ampliar el permiso de paternidad. Decía que se estudiará ampliarlo».

Otro de los temores de las organizaciones es que, aunq ue se apruebe mañana este documento, no dé tiempo a que se materialice en este final de legislatura. «Hay muy poco tiempo para llevarlo a cabo», se queja Benigno Blanco.

«Es más una medida electoralista que un compromiso con las familias»

Tampoco el presidente del Instituto de Política Familia (IPF), Eduardo Hertfelder, tiene muchas esperanzas en que el plan resulte una verdadera apuesta por las familias. «El hecho de que se apruebe unos días antes de las elecciones autonómicas —dice—, hace pensar que el Plan Familia es más una medida electoralista que un compromiso con las familias. La aprobación de este plan es más un intento de maquillar los incumplimientos electorales sistemáticos con la familia que una apuesta decidida de apoyo y promoción de esta institución».

Lo que se valora positivamente del PIAF es que considera «la dimensión familiar de forma transversal en todas las actuaciones públicas», es decir, y como explicó ayer el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, «el Gobierno pretende que toda la normativa que se adopte sea revisada desde el punto de vista del impacto que tiene sobre la familia». Algo muy importante y útil para The Family Watch. Según su directora general, María José Olesti de Luna, «la realización de un informe de impacto familiar, similar al impacto medioambiental o de género, servirá como herramienta para evaluar cómo afectan las políticas públicas a las familias».

El Gobierno ha estimado que el presupuesto para este plan de familia (cuya aplicación se dilata hasta 2017) será de 5.526 millones de euros. El borrador también recoge medidas de apoyo a la maternidad, a hogares con menos recursos y con necesidades especiales.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia