John Galliano, en Londres, en 1997 - AFP

Galliano anula su desfile en París

Se mantiene la presentación de su colección en el Museo Rodin, mientras Dior busca sustituto para el modisto

PARÍS Actualizado:

La colección Prêt-à-Porter para el próximo invierno de la firma John Galliano se presentará este domingo como estaba previsto, pero no en forma de desfile, que ha sido anulado, informó hoy el director de comunicación de la firma, Alexandre Malgouyres.

La colección John Galliano para el otoño-invierno 2011-2012 "es tan viva y tan Galliano como siempre y ha sido dibujada y creada por él de principio a fin", subrayó. Ayer se creía que el viernes se tomaría la decisión de mantener o no el desfile, pero al final ha sido "más rápido de lo previsto. El de Dior se mantiene y el de Galliano ha sido anulado", agregó Malgouyres.

Mientras se barajan todo tipo de posibilidades sobre quién será su sucesor al frente de la dirección artística de Christian Dior, la histórica casa de costura francesa presentará el último desfile del modisto gibraltareño este viernes, en el Museo Rodin. Según la prensa anglosajona, Galliano viajó ayer a Estados Unidos para iniciar una cura de desintoxicación en Arizona, donde se han tratado entre otros famosos Elton John y Donatella Versace.

Antes del verano, Galliano será juzgado en París, donde ayer fue inculpado por injurias raciales, después de que se presentasen dos denuncias contra él. La primera la presentó el pasado viernes una pareja que le acusó de insultos antisemitas cuando los tres coincidieron en la terraza del bar La Perle, próximo al domicilio de Galliano, en el barrio del Marais. La segunda querella es la de otra clienta del mismo bar, que dijo haber sido agredida por el modisto en términos similares el pasado octubre.

La firma Christian Dior, que en un principio suspendió a Galliano de sus funciones, inició los trámites de su despido el martes, al día siguiente de que el diario británico "The Sun" divulgase por internet un vídeo en el que el modisto, totalmente ebrio, decía "adorar a Hitler" y glosaba sus prácticas asesinas en las cámaras de gas.

El artista, al frente de Christian Dior desde 1996, y desde entonces una de las más grandes figuras de la moda, aclamada unánimemente por la prensa internacional, presentó ayer sus excusas públicas desde Londres, mediante un comunicado divulgado por sus abogados. "El racismo y la conducta antisemita no tienen cabida en nuestra sociedad", aseguraba también en su nota.