Bermuda de Ami, 150 euros, Mr. Porter
Bermuda de Ami, 150 euros, Mr. Porter
Esas cosas buenas... (del verano)

Las bermudas

De la Armada Británica al Bank of Bermuda, de Australia al Puerto de Santa María

Actualizado:

Las bermudas, esos «shorts» largos que llegan hasta unos centímetros por encima de las rodillas, nacieron como tantas cosas en el entorno militar. La Armada Británica las ideó para los destinos en las Colonias tropicales y desérticas. Ahora comunes en el guardarropa femenino y masculino en los destinos playeros de verano, son un elemento imprescindible durante el estío para ellos.

Desarrolladas en las Islas Bermudas, de las que toman su nombre, la escasez de tejido durante la Segunda Guerra Mundial y el buen clima imperante en la zona convirtieron a estos pantalones también en el atuendo de trabajo de los oficinistas del Bank of Bermuda, transformándose así desde entonces en prenda de vestir protocolariamente correcta en las mencionadas islas, siempre que el tejido sea elegante, se lleven con «blazer», camisa de vestir, corbata y calcetines hasta las rodillas.

Aunque el traje de bermudas se lleva en ciertas zonas cálidas de Australia y los Estados Unidos, e incluso en algunos cuerpos militares canadienses, la realidad es que las bermudas son el recurso fácil de cualquier señor de vacaciones de verano en la playa. Ya sea en El Puerto de Santa María, en Cadaqués o en los Hamptons, combinadas con un polo o con una camisa suelta, con zapatos de barco, alpargatas o Timberlands, las bermudas son un comodín para ir a por el periódico, comer en el chiringuito o ir a tomar café. En versión cargo o normal, con o sin doblez en el bajo, en caqui, azul o beige, son un salvavidas cómodo y fresco.