La viuda de Enrique Morente: «A mi marido le abandonaron y, cuando llegué, ya no estaba»
La viuda y el yerno de Enrique Morente han declarado este viernes ante el juez que investiga si hubo negligencia médica en la muerte del cantaor - efe

La viuda de Enrique Morente: «A mi marido le abandonaron y, cuando llegué, ya no estaba»

Aurora Carbonell y su yerno Javier Conde han declarado ante el juez que investiga si hubi negligencia médica en la muerte del cantaor

madrid Actualizado:

La viuda de Enrique Morente, Aurora Carbonell, ha relatado este jueves al juez Fermín Echarri, quien investiga una presunta negligencia médica en la muerte del cantaor, lo sucedido en el transcurso en que su marido fue intervenido de urgencia por una hemorragia la madrugada del 5 al 6 de diciembre de 2011 en la Clínica la Luz. «A mi marido le abandonaron y, cuando llegué, ya no estaba», ha denunciado.

Acompañados por el abogado Ignacio Gordillo, Carbonell y su yerno, el diestroJavier Conde, han acudido esta mañana a los juzgados para declarar como testigos en el proceso penal. Las primera palabras de la viuda ante la prensa han sido para pedir Justicia por la muerte del cantaor y ha señalado que es «muy duro» tener que recordar todo lo ocurrido. «Tenemos ganas de decir la verdad», ha dicho antes de testificar.

Tras declarar, Carbonell ha manifestado que la Justicia se aplique para que hechos como éste no vuelvan a pasar. «Ahora estamos más tranquilos porque hemos dicho la verdad ante unos hechos gravísimos. Queremos que nos digan de una vez qué pasó desde la una y cuarto de la mañana hasta las cuatro. Estuvo sólo y nadie le atendió», ha reseñado. Según la viuda de Morente, el artista murió de una hemorragia no atendida.

«Engañados y coaccionados»

Por su parte, el yerno de Enrique Morente, el diestro Javier Conde, ha declarado este viernes que la familia y el cantaor fueron «engañados y coaccionados» para que el artista se operara «sí o sí», y que incluso el médico que le intervino les pidió que prepararan cerca de 100.000 euros antes de saber qué tipo tumor tenía.

Conde ha dicho que la familia solo quiere «justicia» y que se «intente clarificar» qué sucedió cuando el artista estuvo ingresado en la UCI, ya que sufrió una hemorragia y se tardó en actuar «muchas horas», según ha declarado ante el juez, a quien también ha comunicado que el personal del centro le dijo que «era complicado» encontrar al médico que le había operado, Enrique Moreno.

«¿Cómo una persona en una UCI conectada a 40 máquinas puede morir desangrada? Será porque no hay un médico, si no es imposible», se ha preguntado el diestro, quien ha recordado que lo importante en el caso es que «ha muerto un ser humano que no se lo merecía».

La petición de declaración de Aurora Carbonell y de Javier Conde se produjo a instancias de la familia Morente, que ejerce la acusación particular. En un primer momento, el magistrado rechazó los interrogatorios, pero la denegación fue recurrida por el nuevo abogado de la familia, Ignacio Gordillo.

Por su parte, uno de los abogados que defiende al doctor Enrique Moreno ha insistido en que su cliente sí estuvo en la intervención, en contra de lo que sostiene la familia. A preguntas de cómo el equipo médico controló la hemorragia, el letrado ha apuntado que se pusieron en marcha todos los mecanismos médicos y protocolos para la intervención. Según el abogado, Moreno estuvo presente en la operación, puesto que así lo han manifestado los testigos que han comparecido ante el juez. "No hubo abandono y así lo certifican los peritos de la propia familia", ha señalado ante las dudas de la familia de que no estuve presente al estar en una cirugía en el Hospital 12 de Octubre.