Aurora Carbonell, viuda de Morente, acude a declarar: «Justicia, nada más que la verdad»
Aurora Carbonell, viuda del cantaor Enrique Morente, y su yerno, el diestro Javier Conde - efe

Aurora Carbonell, viuda de Morente, acude a declarar: «Justicia, nada más que la verdad»

La familia del cantaor sostiene que hubo una presunta negligencia médica que derivó en la muerte del artista el 13 de diciembre de 2010 en la Clínica de la Luz

Actualizado:

Aurora Carbonell, viuda del cantaor Enrique Morente, y su yerno, el diestro Javier Conde, han llegado a primera hora de la mañana del viernes al Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid para decir «la verdad» sobre la muerte del cantaor en la que, sostienen, hubo una presunta negligencia médica.

Vestidos de oscuro y acompañados por su abogado, Ignacio Gordillo, la viuda y el diestro Javier Conde, marido de Estrella Morente, han acudido a las 9:25 horas a los Juzgados madrileños de Plaza de Castilla.

Javier Conde: «Contar lo que hemos vivido, lo que nos han engañado».

«Hoy por fin el juez nos va a escuchar», ha asegurado a los periodistas la viuda de Morente que, preguntada por lo que va a desvelar al magistrado, ha dicho: «Justicia, nada más que la verdad».

«Hay tanta gente (...) que habla y opina sobre lo que hemos vivido. Es curiosísimo que se atrevan a opinar sobre lo que hemos vivido», ha indicado el torero. Para el yerno de Morente, «el momento más duro ya no se va a ir de la vida».

"Es muy duro. No se sabe lo duro que es hasta que lo pasas", ha reconocido Aurora Carbonell. Conde ha explicado que éste es el momento que estaba esperando la familia «para poder contar lo que hemos vivido nosotros en primera persona, lo que nos han engañado, lo que nos han ocultado».

El juez ha citado a ambos para que testifiquen en relación a la denuncia que presentaron por considerar que hubo una presunta negligencia médica que derivó en la muerte del artista el 13 de diciembre de 2010 en la Clínica de la Luz, de Madrid.

El cantaor estaba siendo tratado de un cáncer de esófago por el doctor Enrique Moreno, premio Príncipe de Asturias en 1999, catedrático de Patología Quirúrgica de la Universidad Complutense y jefe de Cirugía General del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Enrique Morente falleció en la clínica de la Luz tras haber sido operado dos veces: la primera el día 4 de diciembre, y la segunda, la madrugada del 5 al 6 de diciembre, cuando experimentó un empeoramiento de su estado.

La familia Morente atribuye la muerte a una «grave negligencia médica», sostiene que murió «desangrado», y sospecha que el doctor Moreno pudo no estar en el quirófano durante la segunda operación.

El informe de la autopsia señaló que el cantaor murió por un «deterioro multiorgánico» originado por las complicaciones sufridas en la operación para tratar el cáncer de esófago.