Aplazada la declaración de Carmen Thyssen sobre la querella de su hijo
Carmen Thyssen - EFE

Aplazada la declaración de Carmen Thyssen sobre la querella de su hijo

La defensa de Carmen Thyssen expone que, según la legislación vigente, un hijo no puede querellarse contra su madre

Actualizado:

El juzgado de instrucción número siete de Madrid ha acordado suspender «sine die» la declaración de Carmen Thyssen en relación a la querella criminal interpuesta por su hijo, Borja Thyssen, quien le reclama la propiedad de un cuadro de Goya y otro de Giaquinto, han informado este miércoles los abogados de la baronesa.

La suspensión ha sido acordada a la espera de que la Audiencia Provincial resuelva un recurso en el que la defensa de Carmen Thyssen expone que, según la legislación vigente, un hijo no puede querellarse contra su madre por hechos de naturaleza estrictamente patrimonial y solicitan que se levante la imputación contra su cliente.

Borja Thyssen acusa a su madre de apropiación indebida por no haberle entregado dos obras,«Una mujer y dos niños junto a una fuente», de Goya, y «El bautismo de Cristo», atribuido a Giaquinto.

Según los abogados de la baronesa, estos cuadros forman parte de la colección particular de la baronesa y niegan que exista título alguno que acredite que el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza donara estas obra a Borja Thyssen cuando este era menor de edad.

Borja Thyssen: «A Tita le gusta hacerse la víctima»

El tema de la herencia del Barón está en los tribunales, Borja Thyssen sentará a su madre ante el juez reclamándole una colección de cuadros valorados en 7 millones de euros. Por si eso fuera poco disgusto para Tita Cervera, ahora tendrá que escuchar las duras palabras que su progenitor le ha dedicado «Siempre que ella sale hablando le gusta hacerse la víctima», confesó

Borja antes de aclarar que no quería entrar en temas legales, pero que le sorprendía mucho la actitud de su madre: «Me extraña que la coja por sorpresa por que es un tema que llevamos hablando desde hace años, si no hay forma de hacerlo por las buenas, al final acaba donde acaba».