Thomas Markle teme no volver a ver a su hija: «Creo que la relación se ha roto para siempre»

El padre de Meghan Markle ha asegurado a sus amigos que el nuevo estatus de su hija es un problema a la hora de hablar con ella y con su marido, el Príncipe Harry

MADRIDActualizado:

Thomas Markle teme no volver a hablar con su hija. Su ausencia en la boda de Meghan Markle con el Príncipe Harry supuso una ruptura en su relación con la ahora duquesa de Sussex, según publican los medios británicos.

A sus 73 años, Markle teme que el nuevo estatus de su hija la aleje definitivamente de él. Un miedo que ha trasladado a sus amigos más cercanos. Según una fuente próxima al padre de la duquesa, Markle se queja de «no hablar con Meghan y Harry desde hace mucho tiempo». «No sé si me visitará. Le dije que no viniera a verme cuando estaba en el hospital y creo que la relación se ha roto para siempre», lamenta.

Y es que los eventos previos a la boda de los duques de Sussex no ayudaron precisamente a la cordialidad entre los novios y la familia de ella. Tras publicarse que Thomas Markle llegó a un acuerdo económico con unos paparazzi para que le tomaran unas fotografías por Londres, el padre de la actriz sufrió un ataque al corazón que le llevó a perderse el enlace de la joven con el nieto de Isabel II.

Thomas Markle, en una entrevista de televisión tras la boda de Meghan
Thomas Markle, en una entrevista de televisión tras la boda de Meghan

Pero eso no es todo. En los días previos al enlace, Samantha Grant y Tom Markle Jr, hermanastros de Meghan, aparecieron en diversos medios de comunicación criticando a la novia. Tom llegó a escribirle una carta al Príncipe Harry para pedirle que no se casara con Markle. Todo, como sabemos ahora, en vano.

«Thomas tiene el corazón roto. Se siente fuera, dejado de lado por los suyos», asegura un amigo del exdirector de luces al diario «The Mirror». Y eso que parece haber retomado su relación con su hijo Tom, a quien hacía cuatro años que no veía en persona. Un reencuentro que, según fuentes presenciles, fue «mejor de lo esperado», aunque hace falta más tiempo para curar las heridas.