El padre de Meghan Markle aviva aún más la polémica

Thomas Markle asegura en una entrevista en televisión que mantuvo una charla política con el Príncipe Harry y cree que está abierto al Brexit

MadridActualizado:

El padre de Meghan Markle, Thomas (73 años), no ceja en su empeño de protagonizar titulares en la prensa. Después de su sonada ausencia en la boda de su hija con el Príncipe Harry el pasado 19 de mayo tras conocerse que había acordado con unos «paparazzi» hacerse unas fotos y unos problemas de salud, el exdirector de iluminación ha concedido una entrevista en el programa «Good Morning Britain» de la cadena británica ITV.

Su intención al salir por televisión no es otra que tratar de defenderse de todas las acusaciones y las opiniones que han vertido sobre él estas últimas semanas. «Se ha opinado mucho y algunas personas han dijo que fingí mi ataque al corazón y salieron todo tipo de historias negativas sobre mí», explica a la vez que asegura que solo quiere que la gente sepa que es «un tipo normal, un hombre jubilado que vive una vida tranquila».

En dicha cadena de televisión ha expresado su decepción por no haber llevado del brazo a su hija al altar y tuviera que ser el Príncipe Carlos el que lo hiciera, algo de lo que asegura que sintió «celos», además de sentirse honrado: «No puedo pensar en mejor sustituto que alguien como el Príncipe Carlos. Lloré de alegría de que lo hiciera. Solo que me hubiera gustado que hubiera sido mi mano que sostuviera la suya».

Y añadía: «Lo desafortunado para mí es que soy una nota al pie de página de uno de los mayores momentos de la historia en lugar de una padre que ha llevado a su hija al altar. Me molesta un poco». La noticia de su ausencia en la boda se la comunicó a los contrayentes por teléfono y según confiesa, se mostraron «decepcionados» y Meghan incluso se puso a llorar.

Desveló además lo que le dijo al Príncipe Harry cuando le pidió la mano de su hija, avivando aún más la polémica: «Eres un caballero, prométeme que nunca levantarás la mano contra mi hija y, por supuesto, te concederé mi permiso». No dudó tampoco en hablar sobre las polémicas fotografías pactadas: «Hablé con los dos y me disculpé. Me di cuenta de que fue un grave error», reconoció.

De charla política

En la entrevista, Markle confesó que habló de política con el nieto de la Reina Isabel II, incluso sobre Donald Trump. «También reveló que cree que la pareja va a tener hijos pronto. «Yo me quejé de que no me gusta Trump y él me dijo: ‘dale una oportunidad'», asegura que le aconsejó el Príncipe Harry. Otro tema que trataron fue el Brexit, «un experimento al que cree que el Príncipe Harry estaba abierto».