Los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, saludan desde un automóvil descubierto a los vecinos de Sigüenza
Los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, saludan desde un automóvil descubierto a los vecinos de Sigüenza - ABC

A subasta uno de los coches de Don Juan Carlos

El vendedor espera que la puja del vehículo, blindado y con 160.000 kilómetros recorridos, alcance al menos 39.500 euros

MadridActualizado:

La historia del reinado de Don Juan Carlos podría tejerse a través de los secretos aparcados en las cocheras del Palacio Real, La Zarzuela y El Pardo. Gran amante del motor y la velocidad, poseyó una de las flotas automovilísticas más destacadas, integradas dentro del Patrimonio Nacional. Su primer vehículo, aún siendo Príncipe, fue un Mini Morris azul. Un coche demasiado pequeño para un hombre de 1,88 metros de estatura. Pero se había encaprichado de él. Le instalaron un asiento corredero más bajo y asunto resuelto. A finales de la década de los 70, cuando ya había sido proclamado Rey, sintió especial predilección por un Mercedes Benz-450 SEL color azul. Con él recorrió algunos puntos de la geografía española para ir tomando poco a poco contacto con el pueblo. Su techo corredizo lo convertía en el vehículo ideal para mostrar cercanía y afecto. En sus desplazamientos por carretera le acompañaban Doña Sofía o sus hijos, que disfrutaban de lo lindo saludando a la multitud.

Ahora, quien quiera viajar tal y como hizo en su día Don Juan Carlos a bordo de un coche histórico puede hacerlo, si es que puja por este vehículo: el portal online Catawiki ha sacado a subasta ese Mercedes con un precio de salida de 11.000 euros. Se trata del primer vehículo blindado que tuvo, con ocho cilindros, 6.900 centímetros cúbicos de motor, 210 caballos de potencia, cinco metros de largo y algo más de dos toneladas de peso.

«Fue cosa de Don Juan Carlos elegir esta versión, porque es la que elegiría un entendido. Era la berlina más lujosa y rápida del mundo en su tiempo», comenta Ramón Roca a ABC, autor de «El automóvil en España».

Matriculado el 1 de enero de 1978, pasó por las manos de varios coleccionistas particulares tras ser vendido por la Casa Real en los años 80. Según los subastadores, que esperan que alcance un precio de entre 39.500 y 51.400 euros, tiene 160.000 kilómetros en su haber y la tapicería ha sido completamente renovada. Circuló durante años sin matricularse (en las fotos antiguas se puede ver que portaba unas placas negras con una corona), por lo que recientemente ha sido registrado como Vehículo Histórico en España. Tiene la ITV válida y mantenimiento al día. La Casa Real española ha certificado la autenticidad del coche, que aún mantiene las banderas, portabanderas y sirena acústica originales. La subasta finalizará el próximo domingo.

Este no es el primer coche de Don Juan Carlos que sale a subasta. El pasado mes de julio, Hacienda vendió por 443.842 euros dos Ferraris donados por el Rey tras recibirlos como obsequio de Emiratos Árabes. Ahora los amantes de motor tienen la posibilidad de hacerse con otro pedazo de la historia automovilística de España. El Mercedes aguarda en Barcelona a su nuevo dueño.