El prícnipe Enrique se encuentra en África para trasladar a 500 elefantes
El prícnipe Enrique se encuentra en África para trasladar a 500 elefantes - Instagram

El príncipe Enrique ayuda a liberar un cocodrilo en Malaui

El nieto de Isabel II se apresuró a ayudar al animal que se había quedado atrapado en una trampa

MadridActualizado:

El último viaje oficial del príncipe Enrique le ha llevado hasta Malaui (África) para participar en una operación que tiene como objetivo trasladar a 500 elefantes hasta una de las reservas naturales del país y protegerlos así de los cazadores furtivos.

Sin embargo, la anécdota de esta última aventura del miembro más espontáneo de la familia real británica no la ha protagonizado ninguno de los paquidermos, sino un cocodrilo de casi cuatro metros que el príncipe y sus acompañantes se encontraron atrapado en una trampa y herido. Sin pensárselo dos veces, el nieto de Isabel II se apresuró a ayudar al animal, organizando junto a varias personas una operación de rescate que, afortunadamente, concluyó con éxito y sin ningún herido.

Prince Harry joined Team Rubicon volunteers in Nepal to help the people of a remote village whose community had been destroyed by the 2015 earthquake. Prince Harry stayed in the country to work on the reconstruction project at the end of his recent official tour. Team Rubicon helped villagers with the ongoing temporary rebuild of their school, so the children can have adequate education facilities before the monsoon season arrives. The charity uses the skills and expertise of military veterans to support local communities in the aftermath of natural disasters. It also gives veterans an opportunity to serve again and, in some cases, a way to adjust to the challenges of civilian life. Read more about their work at www.teamrubiconuk.org

Una foto publicada por Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

«Había un cocodrilo que se había quedado atrapado en una trampa, tenía una cadena enredada alrededor de la boca y las patas, y Enrique y el resto de chicos se acercaron para intentar liberarlo. Era un cocodrilo enorme y estaba muy enfadado por culpa del dolor», explicó un testigo presencial al periódico The Sun, haciendo hincapié en la valentía que demostró Enrique -que lleva en el país africano desde el pasado 27 de julio- al atreverse a acercarse a un animal salvaje que podía haberle atacado en cualquier momento.

Prince Harry has released this personal photo taken during his summer visit to southern Africa. Here Prince Harry shares his story behind the photograph... "I was working with Dr. Mark Jago and Dr. Pete Morkel in Namibia. Some countries are de-horning small populations of rhino to deter poachers from shooting them. It is a short-term solution and surely no substitute for professional and well-trained rangers protecting these highly sought-after animals. De-horning has to be done every two years for it to be effective and can only realistically be done with small populations in open bush. My initial task each time was to monitor the heart rate and oxygen levels and help stabilise them as quickly as possible. My responsibilities then grew to taking blood and tissue samples and the de-horning itself." You can learn more and how to help by visiting: https://www.savetherhino.org/africa_programmes/save_the_rhino_trust_namibia Photograph © Prince Harry

Una foto publicada por Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

«Enrique se volcó totalmente en el rescate a pesar de que era muy peligroso. ¡Le echó mucho valor! En una situación así no puedes evitar pensar que el cocodrilo puede morderte en cualquier momento al no estar dormido, y lo cierto es que podría haberle herido de gravedad. Pero Enrique ayudó a atarle y a trasladarle a la costa. Una persona metió la mano dentro de la boca del animal para intentar quitarle el anzuelo que tenía clavado en el paladar, pero resultó imposible, así que al final simplemente cortaron la cadena. Después lo desataron y el cocodrilo se metió de nuevo en el agua», agregó el testigo.