Boris Herrmann
Boris Herrmann - ABC

Pierre Casiraghi se une a la lucha contra el cambio climático

El hijo de Carolina de Mónaco utiliza su velero de competición para medir los niveles de dióxido de carbono y la sal en el agua

ABC
MadridActualizado:

Pierre Casiraghi ha viajado hasta Hamburgo para luchar contra el cambio climático. El hijo de Carolina de Mónaco ha interrumpido sus vacaciones familiares en la Costa Azul para dirigirse a la ciudad alemana, donde presentó su proyecto: «Malizia Ocean Challenge», una iniciativa cuyo principal objetivo es el de medir la contaminación en el mar.

El hijo de Carolina de Mónaco anunció junto al regatista Boris Herrmann esta nueva aventura, en la que se embarcarán en noviembre de 2020, coincidiendo con la regata más complicada del mundo -la «Vendée Globe»-. Momento en el que Herrmann iniciará la travesía en solitario en el velero de competición de Casiraghi.

Pierre Casiraghi y Boris Herrmann
Pierre Casiraghi y Boris Herrmann - ABC

La finalidad de este viaje será medir los niveles de dióxido de carbono y sal, además de la temperatura del agua. Para poder realizarlo, Herrmann cuenta con la ayuda de unos sensores instalados a bordo de la nave. A su vuelta, los resultados serán analizados por el Instituto Max Planck para la Meteorología y el GEOMAR Helmholtz Centre for Ocean Research de la Universidad de Kiel.

Aunque la mayor parte del viaje lo realizará en solitario, Herrmann contará con el apoyo de Pierre Casiraghi que se unirá a él durante varias etapas. el hijo de Carolina de Mónaco tiene planeado acompañar a su amigo en diversos tramos del trayecto, tal y como comentó durante la presentación del proyecto. Asimismo, en algunas de las escalas, el «Maliza» -nombre del velero de Casiraghi- acogerá a estudiantes de diversas nacionalidades. Con esta iniciativa, la pareja pretende concienciar a los más jóvenes sobre la importancia de preservar los océanos.

Boris Herrmann
Boris Herrmann - ABC

Según unos estudios recientes, actualmente los océanos absorben cerca de un 30 por ciento del dióxido de carbono producido en la atmósfera. Esto tiene terribles consecuencias para los organismos que viven en el mar, por lo que este proyecto es clave para recolectar información acerca del flujo de emisiones y proponer soluciones al problema.