Dimitri Rassam y Carlota Casiraghi, en el Baile de la Rosa
Dimitri Rassam y Carlota Casiraghi, en el Baile de la Rosa - AFP

El prometido de Carlota Casiraghi se estrena en el Baile de la Rosa

Dimitri Rassam se unió a la familia Grimaldi en la primera gran fiesta de la temporada en Mónaco

MADRIDActualizado:

La Salle des Etoiles del Sporting Club de Mónaco albergó ayer el célebre Baile de la Rosa, una gala que marca el inicio de la primavera en la Costa Azul. Se trata de uno de los acontecimientos más importantes del Principado, la recaudación de esta noche va destinada a la Fundación Princesa Grace. Por eso, se trata de una cita ineludible para la Familia Real monegasca.

Eran casi las nueve de la noche cuando comenzaron a llegar los primeros miembros de la Familia Real. Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo encabezaron la comitiva, confirmando lo que Palacio se resiste a comunicar: que la pareja espera su segundo hijo. Instantes después se resolvía la segunda incógnita de la noche, cuando Carlota Casiraghi hizo su entrada acompañada por su prometido, Dimitri Rassam, con quien se casará este verano y cuya asistencia no estaba confirmada. Con ellos también llegó Alexandra de Hannover. Fieles a la temática de la fiesta, «Manhattan Ball», Carlota eligió un vestido negro entubado que acompañó con una estola blanca. Borromeo optó por un vestido negro con cola y ceñido a la cintura. La Princesa Alexandra llevó un vestido blanco de corte midi. Aunque mantiene una relación desde hace más de dos años con Ben-Sylvester Strautmann, la pequeña de los Grimaldi siguió el protocolo y se reunió con su novio más tarde, en el salón donde tuvo lugar la cena.

Con un vestido de gasa rosa con volantes, pendientes de perlas grises y una pulsera y gargantilla de diamantes, Carolina de Mónaco llegó al Baile de la Rosa acompañada por Karl Lagerfeld, quien se encarga todos los años de la organización y decoración de la gala. Ellos fueron los grandes anfitriones de la velada, que se encargó de amenizar el músico Taj Mahal.

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo no asistieron a la gala, ya que ella se encuentra en la recta final de su embarazo. Quien parece que tampoco asistió (por segundo año consecutivo) fue el Príncipe Alberto. Al igual que su esposa, la Princesa Charlène, que acudió por última vez al Baile de la Rosa hace tres años.