Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier Vázquez - Gtres

La pausada y tranquila vida de Jorge Javier Vázquez después del derrame cerebral

Ahora el presentador deberá seguir las prescripciones médicas -un mes de reposo absoluto hasta obtener el alta definitiva

Jorge Javier Vázquez concede su primera entrevista tras su grave enfermedad

MadridActualizado:

Jorge Javier Vázquez ha pasado una de las semanas más críticas de su vida. Tras sufrir un derrame cerebral, el presentador fue operado de urgencia el pasado fin de semana y esta misma mañana ha recibido el alta hospitalaria. Durante los días que duró su ingreso, muchos fueron los famosos, familia y amigos que se han acercado hasta la clínica para visitar al televisivo.

Este viernes a mediodía Jorge Javier recibía el alta hospitalaria y abandonaba la clínica La Zarzuela de Madrid, donde fue intervenido el pasado lunes de urgencia de un aneurisma cerebral. A las puertas del centro hospitalario atendía a los medios congregados y dejaba a todos perplejos al comprobar que el presentador estaba exactamente igual que cuando le vimos la semana pasada presentado sus programas. «Se me ha pasado la vida volando», reflexionaba en directo sin perder la sonrisa ni su particular sentido del humor.

Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier Vázquez - Gtres

Ahora el presentador deberá seguir las prescripciones médicas -un mes de reposo absoluto hasta obtener el alta definitiva-. Jorge Javier es consciente de que la actitud en este tipo de situaciones es casi igual o más importante que la medicación. Por eso, no ha parado de repetir que se siente afortunado. «No soy un inconsciente y cumpliré a rajatabla lo que me digan los médicos, pero cuando me digan 'adelante', lo haré». Y no es para menos, lo que ha quedado en un susto, un aviso, podía haber sido trágico. Los aneurismas cerebrales son una de las causas de mortalidad más frecuentes entre los jóvenes de nuestro país. El suyo ha sido leve pero congénito, es decir, hereditario. Por delante queda un mes de reposo, aunque él mismo ha dicho que no es un paciente de sofá y mantita y que se divierte trabajando y yendo de gira.

Paco

Durante el pasado fin de semana, el presentador ha sido fotografiado paseando a sus perros –dos de los cuatro galgos que tiene– por los alrededores de su chalet, situado en La Florida. Su círculo más íntimo no se separan de él: su madre, María Morales de 79 años, que se ha trasladado estos días desde Barcelona a su casa; sus hermanas y sus amigos y también Paco, su pareja, con sus idas y venidas, desde hacía casi diez años. Paco ha estado a su lado en todo momento.

El presentador compartía en su blog de «Lecturas» cómo estaba siendo el postoperatorio con él: «Paco, tráeme un cafeinado; Paco, un descafeinado, que he estado a punto de morirme…, súbeme el respaldo de la cama, acércame las gafas de ver, tráeme por favor el mando de la tele. Ha habido un momentito que lo he visto resoplar, pero por ahora está aguantando bien el tirón». Al abandonar el hospital, el presentador advertía que se iban juntos a casa. Y eso que le había escrito, según él, uno de los hombres más guapos de España. Bromeaba con el asunto diciendo que «ha tenido que esperar a que estuviera a punto de palmarla para escribirme».