Thomas Markle
Thomas Markle - REUTERS

El padre de Meghan Markle se pronuncia tras el bautizo de su nieto

A pesar que en ningún momento se puso en contacto directo con su hija, Thomas Markle habló a través del diario británico «The Daily Mail»

ABC
MadridActualizado:

La familia de Meghan Markle le ha dado más de un disgusto durante los últimos años, ya que desde que inició su romance con el Príncipe Harry, salió a la luz que la relación con su padre y sus hermanastros no es la ideal. Su padre, Thomas Markle, se ganó el enfado de la excatriz estadounidense al hablar, indiscretamente, antes de la celebración de su enlace, y esta llegó a retirarle la invitación a su boda.

Pocos días después de que Meghan diese a luz a su primer hijo, que ocupará el séptimo puesto en la línea de sucesión al Trono, Markle ha vuelto a saltar a la palestra. A pesar que en ningún momento se puso en contacto directo con su hija, el padre de la duquesa de Sussex habló entonces para el tabloide «The Sun». «Estoy encantando de saber que tanto la madre como el niño están bien. Me enorgullece que mi nuevo nieto haya nacido dentro de la familia real británica y estoy seguro de que crecerá para servir tanto a la corona como al pueblo de Inglaterra con gracia, dignidad y honor», decía cambiando su tono habitual, mucho más hostil.

Este fin de semana, después del bautizo de Archie -oficiado por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby-, Thomas Markle se ha vuelto a pronunciar a través del diario británico «The Daily Mail», desde donde ha deseado «salud y felicidad» a su nieto real. «Me hubiera gustado estar allí por la bendición», ha afirmado.

Tras la ceremonia, un portavoz del Palacio de Buckingham emitió un comunicado a la prensa: «El Duque y la Duquesa de Sussex están encantados de compartir la felicidad de este día, y quisiera agradecer a todos en todo el mundo por su apoyo. Se sienten muy afortunados de haber disfrutado de este momento especial con la familia y los padrinos de Archie», añadiendo que «los nombres de los padrinos se mantendrán en secreto por deseo de los padres».