Amador Mohedano y Rocío Carrasco - ABC / Vídeo: Amador Mohedano podría estar arruinado

El orgullo de Amador Mohedano golpea a Rocío Carrasco

Muchas han sido las ocasiones en las que su tío ha arremetido duramente contra ella en programas y revistas del corazón

MadridActualizado:

Tremendamente familiar, lo único que Rocío Jurado reclamó a los suyos fue que permanecieran unidos. Pero sus deseos no se cumplieron y se ha proclamado a los cuatro vientos que la familia está dividida. Por una parte, figura la heredera universal de su legado, Rocío Carrasco, fruto del primer matrimonio de la cantante con el boxeador Pedro Carrasco. Por otra, los dos hijos que adoptó con José Ortega Cano, su segundo marido: Gloria Camilla y José Fernando. Junto a ellos permanecen los hermanos de la Jurado: Gloria y Amador Mohedano; también su nieta Rocío Flores, hija de Antonio David Flores y de Rociíto.

En esas últimas voluntades «la más grande» dejaba a su hija Rocío Carrasco como heredera universal de su patrimonio musical, así como de todas sus pertenencias personales y profesionales (ropa, joyas, derechos musicales, muebles...). También la beneficiaba con el apartamento que tenía en Miami, además de la mitad del otro que compró cuando ya estaba casada con Ortega.

José Ortega Cano junto a su hija Gloria Camila, su cuñado Amador Mohedanoy la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores, Rocío Flores
José Ortega Cano junto a su hija Gloria Camila, su cuñado Amador Mohedanoy la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores, Rocío Flores - Román Ríos

Hace unos meses, la hija de la cantante se impuso a la hora de dirigir el museo de Rocío, a razón de 24.000 euros al mes. Un proyecto que nació corrupto, ya que se pidió una subvención agrícola para hacer un museo. Pero Amador sí cobró sus honorarios como asesor familiar, hasta que se le acabó el chollo y su sobrina Rocío Carrasco tomó las riendas de este y todos los asuntos para evitar que el nombre de su madre se vea mancillado.

A día de hoy, Rocío Carrasco no se habla con sus hermanos, ni con sus tíos ni con su propia hija, Rocío Flores. Muchas han sido las ocasiones en las que su tío ha arremetido duramente contra ella en programas y revistas del corazón. El hermano de Rocío Jurado llegó a confirmar muchas de las cosas que años atrás se publicaron y que ellos negaron hasta la saciedad. Un ejemplo es la puñalada baja que sintió tras enterarse que iban a ser Fidel Albiac y su sobrina Rocío Carrasco los que se encargarían de la última gala para TVE que dio Jurado, ya enferma de cáncer, y con la quimioterapia quemándole las venas.

En la ruina

La semana pasada las deudas económicas de Amador Mohedano saltaron de nuevo a las tertulias tras su confesión durante una entrevista: «Estoy arruinado. Yo no tengo un trabajo fijo, no tengo una pensión todavía que pueda cobrar y la vida se hace un poco difícil de sobrellevar», y aseguró que no hacen grandes derroches de dinero y que se ha quitado de muchas cosas: «Vivimos con potajes, que es lo que engorda».

Este fin de semana, el hermano de la cantante entró por teléfono al programa «Viva la Vida» para aclarar su situación: «Yo no dije que estoy en la ruina. Lo que dije es que toqué fondo. Estoy viviendo de una forma simple», y añadía con optimismo: «Estoy esperando que pase esta racha». Confesaba que se encontraba en su «peor momento económicamente», pero asumía que «el único culpable soy yo. Últimamente no genero ingresos porque no tengo trabajo como me gustaría. En verano abro el patio de espectáculos de Chipiona y me da para aguantar el invierno prácticamente, pero arrastró algunas cosas».

La tensión llegó al plató cuando se le preguntó por su sobrina, Rocío carrasco, con la que «hace años que no hablo y no voy a hacerlo ahora. Es lo último que haría. No me acuerdo de cuándo fue la última vez que hablamos, hace 8 o 9 aós», aseguró.