Anna Ferrer y Alejandra Rubio
Anna Ferrer y Alejandra Rubio - ABC

Las nuevas estrellas de la crónica rosa

Pasan de las redes sociales al papel cuché

MadridActualizado:

Desde que alcanzaron la mayoría de edad y fueron despixeladas en los medios, han copado páginas y páginas del papel cuché, al igual que Lucía Rivera.Son jóvenes, atractivas y han aprendido desde pequeñas cómo manejar a la prensa del corazón.

Es el caso de Aba Díaz, la hija de Vicky Martín Berrocal y Manuel Díaz «El Cordobés», quien hace unos meses ocupó durante días titulares al ser la tercera en discordia de un triángulo amoroso que completaban su actual pareja, el empresario Javier Calle, y la exmujer de éste, Coki Prieto Pareja-Obregón. Una paparazzi interceptó a Díaz con su nuevo novio, lo que supuso un boom mediático ante el que ninguno de los implicados ha querido pronunciarse.

Alejandra Rubio, la hija de Terelu Campos, representa la tercera generación del clan. Su presentación en sociedad incluyó un posado en «¡Hola!» junto a su madre, donde recalcaron que Alejandra no quería ser famosa. De hecho, lleva su relación con Álvaro Lobo con mucha discreción. Sin embargo, Mediaset estrenará próximamente un videoblog donde la joven será la protagonista.

Quien también acaba de entrar a hacer prácticas en el departamento financiero del grupo de televisión es Anna Ferrer, la hija de Paz Padilla. Ferrer prefiere pasar inadvertida, pero ha tenido que dar explicaciones sobre su primer trabajo. « Estoy leyendo que si me pagan, que si es enchufe... A ver, hay más becarios que también están estudiando en mi universidad. El criterio a seguir es el mismo, entonces no es que me hayan metido porque sí», decía Anna en su cuenta de Instagram esta semana.

Andrea Molina es la más desconocida de esta nueva generación de famosas. Mientras da sus primeros pasos como actriz, la hija de Miki Molina y Lydia Bosch, mantiene una relación con el guitarrista del grupo «Marlon», Juan Fernández.