La mujer herida en el accidente del Duque de Edimburgo: «La Familia Real británica me ha ignorado»

Más allá de la conmoción inicial, el marido de la Reina Isabel II salió milagrosamente ileso del siniestro, mientras que Fairweather, madre de dos hijos y natural de King’s Lynn (Norfolk), ha sufrido rotura de muñeca

Actualizado:

«Amo a la Familia Real, pero me han ignorado y rechazado y me duele mucho», ha dicho Emma Fairweather (46 años), una de las dos mujeres que viajaban en un vehículo de la marca Kia -también había un bebé de nueve meses-, que fue alcanzado por un Land Rover que el pasado jueves conducía Felipe de Edimburgo (97) en las inmediaciones de Sandringham.

Más allá de la conmoción inicial, el marido de la Reina Isabel II salió milagrosamente ileso del siniestro, mientras que Fairweather, madre de dos hijos y natural de King’s Lynn (Norfolk), ha sufrido rotura de muñeca. El domingo, en una entrevista concedida a «The Mirror», aseguró que nadie se había dirigido a ella para presentar una simple disculpa, pese a que pudo morir en el accidente.

Además asegura que funcionarios de la Casa Real dijeron que el Príncipe y la herida «se intercambiaron buenos deseos en privado». «Significaría muchísimo para mí si el Príncipe Felipe lo lamentara, pero no tengo idea si lo lamenta en absoluto». Precisamente el sábado, dos días después del accidente, el Duque fue fotografiado conduciendo otro todoterreno sin cinturón de seguridad.

Las imágenes publicadas ayer en medios digitales británicos, que también recogió «The Telegraph», certifican el peor de los temores para muchos en el Reino Unido, entre los que se encuentran el mismísimo Carlos de Inglaterra, primogénito de Felipe de Edimburgo: su determinación de regresar a la carretera se ha producido pese a la preocupación de la Reina Isabel II y de quienes le rodean. Para la monarca, su marido, a sus 97 años de edad, es demasiado mayor para conducir. Y, más aún, hacerlo sin cinturón.

Mientras tanto, la Policía de Norfolk ha abierto una investigación de las circunstancias que rodearon el accidente del jueves. Cabe señalar que el siniestro ha desatado una polémica en torno a las medidas de seguridad de Felipe de Edimburgo. En el momento en el que volcó su todoterreno, el marido de la Isabel II viajaba solo, pese a que las medidas de seguridad en torno a la Familia dictan que siempre ha de estar acompañado por al menos un guardaespaldas.