El actor Bill Cosby con su abogado, a la salida del juzgado
El actor Bill Cosby con su abogado, a la salida del juzgado - REUTERS

Los miembros del jurado del caso de Bill Cosby no llegan a un veredicto

Al parecer tienen dudas y necesitan volver a escuchar el testimonio del detective Richard Schaffer

MADRIDActualizado:

Los miembros del jurado del caso de abusos sexuales contra Bill Cosby (79 años) no acaban de ponerse de acuerdo en las deliberaciones. Llevan tres días de reflexión y todavía no han podido llegar a un veredicto.

Al parecer quieren volver a escuchar el testimonio que mantuvo el detective Richard Schaffer con el acusado en 2005, tras conocer que Andrea Constand le había denunciado. El policía aseguró que Cosby le respondía muy tranquilo, incluso sonriendo, al acusarle de tocar los pechos y los genitales de Cosntand. Al jurado no les quedó muy claro el testimonio del policía, ya que después de esas palabras reculó y dijo que Bill Cosby era un «caballero de verdad».

Los abogados de Cosby alegan que Constand y el actor mantenían una relación sentimental y que todo fue consesuado, frente a la versión de la supuesta víctima que asegura que «El padre de América» le drogó y abusó de ella en su casa de Filadelfia, en 2004. De probarse las acusaciones, el intérprete podría pasar el resto de su vida en la cárcel.

Constand, de 44 años, describió cómo conoció al cómico al ser la directora de operaciones del equipo de baloncesto femenino de Temple University, la universidad del actor, y cómo este comenzó a llamar a su oficina y luego a su teléfono personal, a lo que le siguieron invitaciones a su casa y reuniones para ayudarla a lanzar su carrera en el mundo de la radio.

Según la litigante, hubo momentos incómodos en los que, por ejemplo, le tocó el muslo durante la primera cena en su casa, o en otra ocasión le posó la mano sobre la cremallera y el botón de sus pantalones, acto que ella frenó.

En sus alegatos finales, el abogado defensor Brian McMonagle dijo este martes que el principal testigo de la fiscalía, la propia Constand, tuvo demasiadas inconsistencias en su relato para ser testigo confiable, mientras que el fiscal Kevin Steele acusó a la defensa de usar ese argumento como distracción.