GTRES | Vídeo: EP

José Ortega Cano estalla contra Kiko Jiménez: «Es un desgraciado»

El padre de Gloria Camila ha salido en su defensa tras los últimos ataques del concursante de «GH Vip»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Gloria Camila Ortega y Kiko Jiménez veían este verano cómo su relación de pareja terminaba prácticamente de un día para otro, sin que ni si quiera ellos mismos terminaran por confirmarlo. Pero, desde que tomaran la decisión, los ataques han sido continuos, sobre todo por parte del extronista de «Mujeres y Hombres y Viceversa», que no duda en arremeter no solo contra su exnovia, sino también contra su familia.

Unas palabras que pronunció en el plató de «Sábado Deluxe» y llevaron al padre de la joven, José Ortega Cano, a tomar medidas legales en su contra. Pero Gloria Camila prefirió guardar silencio y no hablar sobre la ruptura; en su lugar, eran miembros de su familia y su entorno más cercano quienes salían al paso para defenderla. Además, la entrada en escena de Sofía Suescun como nueva novia de Kiko no hizo sino recrudecer la situación.

Pero tras unas semanas en las que parecía que las aguas estaban algo más calmadas entre la expareja, Kiko Jiménez entró como concursante de «Gran Hermano Vip», espacio en el que volvía a hablar de nuevo sobre su exnovia, dejándola en muy mal lugar durante la realización de «La curva de la vida».

Esas declaraciones no gustaron nada a Ortega Cano, que este mismo miércoles acudía a la Audiencia Provincial de Madrid y no conseguía evadir las preguntas sobre el que fuera pareja de Gloria durante años. «Kiko es un desagradecido, a Gloria le ha tocado la lotería y ahora ella está feliz».

Y es que, a pesar de que hace unos meses evitó contestar a las preguntas sobre la polémica ruptura, por tratarse de «cosas de la juventud» y «un tema de ellos», los últimos comentarios de Kiko han hecho que perdiera la paciencia. Gloria Camila, por su parte, se encuentra « muy bien, muy contenta y muy tranquila» y se ha dejado ver en sus últimas apariciones con una gran sonrisa. Tal vez fruto de la crisis entre Sofía y Kiko, por el creciente tonteo con Estela Grande dentro de la casa de Guadalix de la Sierra.