GTRES

A Isabel Pantoja le «tocó la lotería» con un bolo de 100.000 euros

Tras su polémica intervención en «Sálvame», la tonadillera amadrinó ayer un evento cosmético en Valencia

Actualizado:

Este viernes en Puzol (Valencia) se inauguraban las nuevas instalaciones de Sesderma, la marca de productos dermocosméticos presente en 80 países. El buque insignia de la compañía ha costado 18 millones de euros de construcción y reúne en 10.000 metros cuadrados todos los avances tecnológicos que una fábrica y laboratorio de su nivel requiere para estar a la última. Y, como la ocasión lo requería, el doctor Gabriel Serrano, creador y fundador de la marca, se ha permitido un capricho que además le ha asegurado una repercusión mediática inalcanzable de otra forma, contratar a Isabel Pantoja como madrina del evento. Para ello la firma ha desembolsado 116.000 euros netos más gastos a parte, una cifra desorbitada pero que ellos se pueden permitir teniendo en cuenta que, el pasado año, el grupo dermocosmético cerró el ejercicio con 60,8 millones de euros de facturación. El contrato con Pantoja se cerró este mismo miércoles y la mediadora del acuerdo fue la televisiva Cristina Tárrega, también valenciana y muy amiga de la familia y cuya empresa de comunicación, Kibo Media Comunicación, maneja la imagen de la marca.

Al nivel de Irina Shayk

Con este contrato se han roto todas las reglas del mercado. «A Isabel le ha tocado la lotería. Eso no lo cobra hoy en día nadie. Lo máximo que se paga por un photocall donde además tienes que hablar es entre 50.000 y 60.000 euros. Los 100.000 euros solo los cobran los celebrities internacionales», asegura a ABC una prestigiosa organizadora de eventos. Pantoja está al nivel de la modelo Irina Shayk, a quien Pronovias pagó 100.000 euros por amadrinar un acto tras su ruptura con el futbolista Cristiano Ronaldo. Elsa Pataky cobra 50.000 euros por amadrinar una marca, pero ofrece entrevistas y habla en el photocall. Pantoja solo ha cortado la cinta y ha agradecido a la marca y a la familia Serrano los servicios prestados. La artista no se ha quedado a la fiesta posterior y abandonó las recién inauguradas instalaciones al poco de llegar.

En medio de la polémica por su espontánea intervención televisiva en «Sálvame», Pantoja ha causado expectación, y eso que desde el jueves estaba en la capital del Turia junto a su hermano Agustín, que la ha custodiado en este primer bolo de esta nueva era Pantoja. Con una blusa blanca cruzada y pantalón de campana negro, la artista estaba espléndida con una favorecedora coleta. Se dio un baño de multitudes agarrada del brazo del doctor Serrano. «¡Eres lo mejor de España!», «¡Guapa, guapa!», jalearon algunos asistentes al evento. «Estas cremas son las mejores para ponértelas en cualquier parte, si no mirad cómo estoy yo. Espero que a partir de ahora compréis muchas», promocionó la artista en su acordada intervención. Al mismo tiempo reconoció que no dudó en aceptar la invitación porque a Valencia había ido mucho a cantar, también prometió volver. Se echó en falta un jefe de prensa que le aconsejara responder a los periodistas y no manejarlos a su antojo, sobre todo después de aguantar tantas horas un sol de justicia.

Isabel Pantoja junto a Cristina Tárrega
Isabel Pantoja junto a Cristina Tárrega - GTRES

El doctor Gabriel Serrano es una institución en la capital del Turia y también tiene clínica en Sevilla. Descendiente de una familia colombiana de médicos, estudió la carrera de medicina en Valencia con la especialidad en dermatología. Con la ayuda de un farmacéutico comenzó hace 30 años a crear fórmulas magistrales. Casado y padre de tres hijos, pudo cumplir ayer sus sueños: inaugurar una fábrica a la última en tecnología y conocer a Isabel Pantoja. Una imagen que dará la vuelta al mundo, ya que la marca de cosméticos es muy popular en el mercado Latinoamericano, donde la tonadillera es una diva.