El yate «Adix» de Jaime Botín
El yate «Adix» de Jaime Botín - PENDENNIS
Verano

Los mejores yates de propietarios españoles

La flota de empresarios y deportistas españoles se caracteriza por su enorme variedad y sofisticación

PalmaActualizado:

Del majestuoso «Adix» de Jaime Botín al «humilde» «Beethoven» de Rafael Nadal, la flota de los empresarios españoles es muy diversa. Prácticamente todos disfrutan de un gran barco de motor, pero algunas honrosas excepciones hacen que, por lo general, los empresarios de España tengan buenos gustos marineros.

Unos los disfrutan, otros los alquilan y otros los tienen puestos a la venta. El más suntuoso y espectacular es el «Adix», del santanderino Jaime Botín, un bergantín-goleta, de 64.85 metros de eslora, 8,66 de manga, con una superficie vélica de 1.720 metros cuadrados dividida en tres grandes mástiles. Se construyó en los Astilleros Mallorca, en Palma, a mediados de los años ochenta, y su primer dueño fue el multimillonario excéntrico argentino Carlos Perdomo. Su casco es metálico, pero todo lo demás es de maderas nobles, que fueron tratadas en su construcción por los más prestigiosos calafates mallorquines.

El «Adix» de Jaime Botín
El «Adix» de Jaime Botín- PENDENNIS

También luce palmito de barcos de vela Alberto Palatchi, que es propietario de dos «Wally» de madera, el «Galma» y el «Tiketitoo». Con el primero se dedica a navegar compitiendo en el circuito de la clase, donde no destaca por los resultados, pero sí compite en belleza. El segundo ya es harina de otro costal. El impresionante navío de 88 pies con diseño futurista y líneas aerodinámicas se recrea en el puerto natural de Mahón. Los invitados a este impresionante velero, en algunas ocasiones, pueden ser desde Karolina Kurkova a las hijas de Bruce Willis o Kevin Costner.

Yate de Alberto Palatchi
Yate de Alberto Palatchi- ABC

Todo un despliegue de glamour del «rey» de los trajes de novias. Manuel Torreblanca es mucho más práctico y alquila el megayate «Tatiana», que tiene 45 metros de eslora y tres pisos. Se trata de uno de los yates más grandes que atracan en los puertos de Baleares y que su alquiler está a un precio que oscila entre los 150.000 y los 160.000 euros semanales.

El yate «Tatiana» de Manuel Toreblanca
El yate «Tatiana» de Manuel Toreblanca- ABC

Otra «obra de arte»

Si hay alguna obra en la vida de Carmen Thyssen muy sentimental, esa es la tela de Gauguin «Mata Mua». Es más que un cuadro, que forma parte de su vida. De esta manera, tanto su villa de Marbella como su barco han tomado este nombre. El yate de 38,5 metros de eslora es el más famoso de la «jet» y tiene dos salones y 8 camarotes. Su coste mensual en gastos es de 39.000.

Yate «Mata Mua» de Carmen Thyssen
Yate «Mata Mua» de Carmen Thyssen- ERNESTO AGUDO

Florentino Pérez continúa con la saga de los «Pitina». El tercero sigue recordando a su difunta mujer. El presidente del Real Madrid pagó 18 millones de euros por este ejemplar de 32 metros de eslora. Su puerto base es el Puerto Portals, Mallorca, lugar de veraneo del presidente blanco. El «Alcor» es un exclusivo barco de 33,8 metros de eslora que Rafael del Pino heredó de su padre, el fundador de Ferrovial, fallecido en 2008. En él tuvo el accidente que le provocó la tetraplejia y el barco tuvo que ser adaptado a su minusvalía. El «Alcor» es uno de los barcos más grandes del mundo y con más lujos. Con seis personas de tripulación, tiene capacidad para alojar a 12 huéspedes.

Yate «Pitina» de Florentino Pérez
Yate «Pitina» de Florentino Pérez- SLV
Yate «Alcor» de Rafael del Pino
Yate «Alcor» de Rafael del Pino- ABC

El yate fue construido en el astillero holandés J.Kinder, tiene una autonomía de más de 4.000 millas (6.400 kilómetros) y su valor está en torno a los 13 millones de euros. El «Albatros» es un barco de 46 metros de eslora que Juan Miguel Villar Mir compró hace años al entonces popular ladrillero Francisco Hernando, es decir, «El Pocero», su anterior dueño. Se llamaba «Clarena» y era el yate más grande de todos los que navegaban por España. Navega por las aguas del estrecho y su base está en el puerto exclusivo de Sotogrande.

Yate «Albatros» de Juan Miguel Villar Mir
Yate «Albatros» de Juan Miguel Villar Mir- ABC

Sacudidos por la crisis

El yate más grande y lujoso de España se iba a llamar «Nufer II», en honor a su esposa Nuria Fernández, y su propietario pudo ser Fernando Fernández Tapias, pero la crisis económica atacó de lleno a los astilleros Naval de Marín, que habían recibido el encargo del empresario en 2009 para que se construyera en sus instalaciones este hotel flotante de cinco estrellas. Habría sido la joya de la corona de los barcos españoles de recreo. Pero las circunstancias financieras y empresariales de los astilleros cambiaron y también las de Tapias, que después de no cumplirse los plazos prefirió recuperar en 2010 un aval de 17 millones de euros.

El yate «Nufer II» de Fernando Fernández Tapias
El yate «Nufer II» de Fernando Fernández Tapias- JP / JJS

Amancio Ortega ha cambiado su humilde «Valoria», que tenía amarrado en las instalaciones del Real Club Náutico de Sanxenxo, por un megayate de 50 millones de euros al que ha bautizado como «Drizzle», que significa llovizna. Construido en Italia tiene tres cubiertas, tres camarotes dobles con camas separadas, tres camarotes individuales y una suite, zona para comidas en la zona inferior, piscina, cocina y una inmensa pantalla de cine. Con un depósito de 140.000 litros, llenarlo sale por unos 100.000 euros.

Yate «Valoria» de Amancio Ortega
Yate «Valoria» de Amancio Ortega- JP / JJS

Ideal para Baleares

Y el «Beethoven», que Rafael Nadal encargó al astillero Monte Carlo Yachts hace ya un año por dos millones de euros. Con de 23 metros de eslora es el yate ideal para navegar por Baleares fondeando en sus maravillosas calas. El sueño del tenista de tener un yate propio para pasear con sus amigos se ha cumplido. Cuenta con un exclusivo diseño interior de Nuvolari y Lenard.

Yate «Beethoven» de Rafa Nadal
Yate «Beethoven» de Rafa Nadal- ABC