El marqués de Villaverde
El marqués de Villaverde - EFE

Cristóbal Martínez-Bordiú, el yerno de Francisco Franco

Cardiólogo y X marqués de Villaverde, desposó a Carmen Franco en 1950. Falleció en 1998

MADRIDActualizado:

Cristóbal Martínez-Bordiú, X marqués de Villaverde y cardiólogo de profesión, pasará a la historia como el hombre que atendió a Francisco Franco en sus últimos momentos de vida, como yerno que fue al casarse con su única hija, Carmen Franco, el 10 de abril de 1950. Su recuerdo también sigue aún muy vivo porque fue el primero que realizó un trasplante de corazón en España. Al menos en intentarlo, ya que el paciente murió 27 horas después de la operación realizada en el Hospital La Paz de Madrid, el 18 de septiembre de 1968. «Considero que, desde el punto de vista médico, el resultado puede ser considerado un éxito», declaraba a ABC el cirujano cuando salió del quirófano. «Era un caso perdido», aseguraba a la prensa tras el fallecimiento de su paciente.

Nació en Mancha Real, Jaén, el 1 de agosto de 1922, en el seno de una familia noble. Estudió parte del bachillerato en el madrileño colegio del Pilar y lo terminó en San Sebastián, donde se trasladó a los quince años, al finalizar la Guerra Civil. Tras realizar la carrera de Medicina en la Universidad Complutense de Madrid, ingresó como interno en la cátedra Jiménez Díaz, en el Hospital de San Carlos, y comenzó las prácticas al servicio del doctor Nogueras, en el Hospital Reina Victoria de la Cruz Roja de Madrid.

En poco tiempo se convirtió en jefe del Departamento de Cirugía Torácica de la Escuela Nacional de Enfermedades del Tórax, lo que le llevó a viajar por trabajo a Estados Unidos y Europa, principalmente. Tras pasar por varios hospitales, se convirtió en director Médico de la Escuela Nacional de Enfermedades del Tórax, cargo del que fue destituido en 1986 por la entonces consejera de Salud y Bienestar social María Gómez Mendoza.

Familia numerosa

El 10 de abril de 1950, el marqués de Villaverde se dio el «sí, quiero» con Carmen Franco, con la que tuvo siete hijos: Carmen, María de la O, Francisco, María del Mar, José Cristóbal, María de Aranzazu y Jaime. En su día gastó fama de conquistador. Falleció el 4 de febrero de 1998, como consecuencia de una hemorragia cerebral.

Tras su muerte, Carmen Franco se convirtió en la marquesa viuda de Villaverde. Antes, a la muerte de su padre, el Rey Juan Carlos I le concedió el título de duquesa de Franco con Grandeza de España.