Los Middleton caminan hacia la iglesua de Santa María Magdalena
Los Middleton caminan hacia la iglesua de Santa María Magdalena - Cordon

Catalina de Cambridge reúne a los Middleton con la Familia Real

Por primera vez desde el bautizo de su hija, sus padres y hermanos coinciden con la Reina

I. G. R.
MadridActualizado:

Un día después de celebrar en la intimidad su 34 cumpleaños, Catalina de Cambridge, acompañada por el clan Middleton al completo, se sumó al servicio religioso que ayer tuvo lugar en la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham (condado de Norfolk. Inglaterra), con el que la Familia Real británica conmemoró el centenario del final de la campaña de Galípoli durante la Primera Guerra Mundial.

Como si del día de Navidad se tratara, la Reina Isabel II presidió la ceremonia religiosa, a la que se sumaron los Duques de Cambridge, quienes llegaron al templo caminando en compañía de los Middleton. Mientras que el Príncipe Guillermo se dejó el abrigo en casa, la Duquesa visitó un cálido y elegante traje de falda y chaqueta de cuadros marrones, confeccionado en tweed. Un diseño del norteamericano Michael Kors, que Catalina combinó con un jersey negro de cuello alto, un tocado de terciopelo del mismo color, bajo el que recogió el cabello; guantes y una cartera de mano.

Los Duques de Cambridge
Los Duques de Cambridge- Cordon

Tras sus pasos, llegaron sus hermanos James y Pippa Middleton. La hermana pequeña de Catalina eligió un abrigo corto en color azul claro y con cuello de piel, que combinó con botas altas y un espectacular gorro de visón. Carole, madre de la Duquesa de Cambridge, se cubrió con un gabán largo y con vuelo, y una estola de piel al cuello. La mañana en Sandringham, aunque soleada, fue fría.

Además del servicio religioso, Isabel II, acompañada por su esposo, el Duque de Edimburgo, depositó una corona de flores en un monumento erigido en memoria de los caídos durante una batalla clave para el desenlace de la Gran Guerra.

Sobre las celebraciones del 34 cumpleaños de la Duquesa, nada ha trascendido más allá del festejo en la intimidad junto a sus dos hijos, los Príncipes Jorge y Carlota. Precisamente el primogénito de los Duques de Cambridge ha sido uno de los protagonistas de la semana, al acudir por primera vez a la guardería.

Primer día

El pasado miércoles, a sus dos años y medio de edad, el Príncipe Jorge se incorporó a le escuela infantil Montessori en Westacre (Norfolk). Para celebrar su estreno escolar, Catalina de Cambridge, gran aficionada a la fotografía, tomó una serie de imágenes del pequeño llegando al centro con una trenca azul y su mochila a la espalda. Posteriormente, las imágenes fueron difundidas por el servicio de prensa de Kensington Palace.

Tercero en línea de sucesión al Trono británico, el Príncipe Jorge sigue los pasos de otros miembros de la Familia Real, quienes empezaron su vida escolar en una escuela Montessori. De momento, permanecerá en la guardería unas pocas horas al día para ir habituándose, lo que permitirá a su madre más tiempo para cuidar de suhermana Carlota, mientras que el Príncipe Guillermo continúa con su trabajo como piloto de ambulancia aérea.

En la agenda oficial de los Duques de Cambridge figura una fecha destacada: la primera visita oficial a un país extranjero. La próxima primavera, Guillermo y Catalina viajarán a Bután, donde serán recibidos por el Rey Jigme Khesar Namgyel Wangchuk.