Burt Reynolds, junto a su hijo Quinton
Burt Reynolds, junto a su hijo Quinton - AFP

Burt Reynolds excluye a su único hijo de su testamento para no pagar impuesto de sucesión

El actor creó un fideicomiso para gestionar la mayor parte de sus bienes que pasarán a manos de Quinton

MADRIDActualizado:

Burt Reynolds excluyó a su único hijo, Quinton (30 años), del testamento. El motivo no obedece a ninguna rencilla familiar, ni tampoco lo desheredó. Simplemente buscó una triquiñuela para no pagar los impuestos de sucesión. En un documento al que ha tenido acceso el portal «TMZ», se detalla que el actor creó un fideicomiso hace años en beneficio de Quinton. Parece que todos los activos del intérprete, que falleció el pasado 6 de septiembre a los 82 años, se gestionan a través de este fideicomiso. El testamento, que se firmó en 2011, designa a la sobrina de Reynolds, Nancy Lee Brown Hess, como representante personal de la herencia de Reynolds y probablemente lo hiciera para evitar un conflicto de intereses puesto que Quinton es beneficiario del fideicomiso.

Reynolds adoptó a Quinton con su segunda esposa, Loni Anderson, en 1988. Poco antes de su muerte, se refirió a él como su «mayor logro». «Es un joven maravilloso y ahora está trabajando como asistente de cámara en Hollywood», dijo Reynolds a «Closer Weekly». «Nunca pidió ayuda con su carrera, lo hizo todo él solo, y estoy muy orgulloso».

Padre e hijo estuvieron temporalmente distanciados durante el muy público y amargo divorcio de Reynolds con Anderson, pero se reconciliaron y volvieron a exhibir una gran complicidad durante los últimos años.

Considerada como una de las pareja de oro en Hollywood, su ruptura matrimonial copó las portadas de las revistas a principios de los 90. Las informaciones se volvieron más escabrosas cuando Reynolds comenzó a revelar detalles de la vida sexual de su expareja. Para Reynolds, de cualquier forma, Sally Field fue la mujer de su vida.