GTRES

Asia Argento pregona su pasión por un paparazi que estuvo en prisión

Fabrizio Corona fue condenado por fraude fiscal y chantaje a personajes famosos

Corresponsal en RomaActualizado:

Forman la pareja más rechazada del show business en Italia. Asia Argento (43 años), actriz y directora, precursora y abanderada del movimiento #MeToo contra los abusos sexuales en Hollywood, vive un apasionado romance con un personaje tan célebre como polémico: Fabrizio Corona (44), antaño conocido como «el rey de los paparazi», extoxicómano y exconvicto. A principios de la década, Corona fue condenado a varios años de cárcel por fraude fiscal y por chantajear a personajes del mundo del espectáculo y del deporte.

La revista italiana «Chi» ha desvelado la sorprendente relación a través de una portada en la que ambos se besan apasionadamente. Y en una entrevista, la actriz admitía: «Entre nosotros hay una gran empatía, dejadnos soñar en paz».

La repercusión ha sido tan extraordinaria que este idilio acaparó toda la atención de los medios la misma semana en la que Elisa Isoardi confirmaba su ruptura con el vicepresidente y ministro del Interior, Matteo Salvini.

EFE
EFE

Desde que ha saltado a la luz pública, Corona y Argento no han dejado de ofrecer explosivas declaraciones. El exfotógrafo contó de esta manera su primer encuentro en casa de la artista: «A los veinte minutos, ya hacíamos el amor. La coloqué sobre la mesa e hicimos un amor bellísimo durante una hora. Intercambiamos algo profundo». La actriz confirmó en televisión el relato de Corona, al que describió como «más bueno que el pan».

La primera en mostrar su sorpresa ante la nueva pareja ha sido la madre de Asia, Daria Nicolodi, exactriz y guionista, quien ha manifestado su repulsión ante el nuevo compañero sentimental de una hija que en su día acusó al productor Harvey Wenstein de violarla. Desde entonces, la polémica no ha dejado de perseguir a Argento. Tras el suicidio de su novio, el célebre chef norteamericano Anthony Bourdain, Asia fue acusada de abusos sexuales contra el actor Jimmy Bennet cuando era menor de edad. El escándalo hizo tambalear al movimiento #MeToo y provocó el despido de la actriz y directora del programa televisivo «Factor X». Daria Nicolodi, hasta hace unas semanas defendía a su hija a capa y espada, ahora la ha reprendido vía Twitter: «No acepto que mi hija esté con ese delincuente. Un periodo en una clínica no te vendría mal. Estamos todos preocupados por ti», escribió. A lo que Asia replicó: «Das asco. Eres una pésima mujer, una fracasada, sola en el mundo. Regresa a tu olvido. Ahora has exagerado de verdad. Vete a la m…, puta». Igualmente alucinado se ha mostrado el padre de Asia, Dario Argento: «No me gusta Corona».

En un artículo publicado en la primera página del «Corriere della Sera», el escritor Massimo Gramellini ha dicho: «Asia Argento y Fabrizio Corona encarnan un contrasentido: la atracción de los similares. Dios los cría y ellos se juntan».