El actor luchaba contra una depresión
El actor luchaba contra una depresión - promocional

Robin Williams murió por asfixia tras ahorcarse

La autopsia del actor desvela que no consumió drogas ni alcohol antes de quitarse la vida

Actualizado:

El actor Robin Williams no había consumido drogas ni alcohol el día que se quitó la vida. Eso es lo que ha desvelado la autopsia, cuyos resultados fueron publicados el pasado viernes por la investigadora Marin County. Según aseguró, Williams tomó las medicinas que le había recetado el médico, pero no fueron la causa de su muerte. La conclusión de la utopsia revela que el protagonista de «Mrs. Doumfire» murió por un suicidio tras asfixiarse colgándose.

Los análisis de sangre mostraban dos tipos de antidepresivos en el cuerpo del intérprete cuando murió, pero se trataba de dos pastillas para tratar su Parkinson, enfermedad quqe sufría desde hacía año. La esposa de Williams, Susan Schneider, ha dicho que antes de suicidarse, el actor había estado luchando contra la depresión y la ansiedad. De hecho, en julio tuvo que ingresarse en un centro privado para tratar de reponerse.

El informe forense ha desvelado que Susan dijo a la policía que su marido tenía un pasado como drogadicto y alcohólico. Aunque estaba superado, no había terminado con la rehabilitación. También explica que Robin llevaba un tiempo teniendo problemas para dormir antes de cometer el suicidio. El testimonio de Susan es muy valioso ya que fue la última persona en ver al intérprete con vida el pasado 10 de agosto. A la mañan siguiente el actor había muerto.