El presidente del PNV, Andoni Ortuzar - A.M.

El PNV no habla de reconocimiento pero sí de «respeto» a la independencia de Cataluña

Andoni Ortuzar afirma que la declaración de la república pone fin al «desencuentro» ente Generalitat y Gobierno

BilbaoActualizado:

El PNV ha mostrado su «respeto» hacia la decisión del Parlamento catalán de proclamar la independencia del territorio. Su presidente, Andoni Ortuzar, ha manifestado este viernes que la declaración de la república «pone fin a un largo proceso de desencuentro» ente la Generalitat y el Gobierno estatal. El mandatario nacionalista ha cargado también contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que a su parecer otorga al Ejecutivo del PP una «injusta supremacía» que le permite «imponerse» sobre otras instituciones igual de «legítimas».

En una rueda de prensa celebrada en la sede bilbaína del PNV, Ortuzar ha hecho hincapié en que, en 2005, las instituciones catalanas «aprobaron por abrumadora mayoría» un proyecto de Estatuto que fue «tristemente cepillado» en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados. «Aún así –ha continuado–, en 2006, y aceptando aquellos cambios, se votó en referéndum y se aprobó un Estatut que de manera absolutamente irresponsable fue luego objeto de recurso al Tribunal Constitucional por parte del PP».

En este sentido, el dirigente nacionalista ha puntualizado que las instituciones catalanas «han promovido diversos intentos para buscar un encaje respetuoso y armónico» del territorio en el Estado «sin éxito alguno». Esa es la razón, a su juicio, por la que esta tarde el Parlamento «ha decidido constituir la República catalana».

Críticas a la Constitución

Ortuzar, que ha evitado reconocer la independencia catalana, ha asegurado que el PNV no respaldó en su momento la Constitución española por incluir artículos como el 155, que, ha alegado, «otorga al Gobierno central una injusta supremacía y una capacidad absolutamente discrecional para imponerse sobre otras instituciones tan legítimas como él». Hoy, ha añadido, la formación nacionalista ha «ratificado» su «crítica abstención» hacia la Carta Magna.

Por otro lado, el líder de la ejecutiva del PNV ha destacado que el «nuevo tiempo» que ahora se abre «no puede estar fatalmente determinado por el no diálogo, la imposición y el desacuerdo». En esta línea, ha puntualizado que Cataluña «necesita democracia», para «dialogar entre diferentes» y que la ciudadanía pueda «expresar libre y plenamente su opinión y decisión política con todas las garantías».

«El PNV se reafirma en su convicción de que el reconocimiento de la realidad nacional catalana y vasca y del ejercicio del derecho a decidir de ambas sociedades constituye la mejor base para abordar el futuro», ha concluido.