Los Gobiernos vasco y central ultiman el traspaso de cuatro nuevas competencias

La Comisión Mixta de Transferencias podría reunirse este mismo jueves

Bilbao Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Quedan apenas unos flecos para materializar definitivamente el traspaso de cuatro nuevas transferencias al País Vasco, relativas relativas a la legislación sobre productos farmacéuticos, el seguro escolar, un tramo de la AP-68 y la jubilación de los trabajadores afectados por EREs. Este lunes, la Comisión Técnica Bilateral de Transferencias mantuvo una reunión por videoconferencia que se alargó durante cerca de dos horas y media y en la que se acordó continuar con el intercambio de información en las próximas horas. La siguiente reunión se celebrará el próximo miércoles, informó ayer el Gobierno vasco, que busca cerrar el acuerdo antes del inicio de la campaña electoral.

En la reunión, que se inició a las doce del mediodía, participaron expertos de ambos Ejecutivos en las áreas jurídicas, económicas y sectoriales de los departamentos afectados por las transferencias que se están negociando, informaron a Efe fuentes del Gobierno vasco. Los dirigentes adelantaron trabajo, pero acordaron levantar la reunión para continuar con el intercambio de información en las próximas horas. La próxima reunión tendrá lugar el miércoles y se volver a realizar mediante videoconferencia.

El objetivo es que todo quede cerrado para que la Comisión Mixta de Transferencias pueda reunirse el próximo jueves, un día antes del inicio de la campaña electoral.

Aunque el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, viene informando desde hace varias semanas de que el intercambio de información es «constante» entre ambas administraciones, lo cierto es que el traspaso de estas cuatro transferencias se precipitó a raíz de que el PNV respaldara los llamados «viernes sociales» del Gobierno de Pedro Sánchez en la Diputación Permanente.

El propio Erkoreka aseveró el pasado fin de semana que la negociación está «avanzada». En este sentido, avanzó que apenas quedan algunos «flecos», fundamentalmente relacionados con la valoración económica», para materializar los traspasos.