Vista de la avenida del Ejército de Pamplona
Vista de la avenida del Ejército de Pamplona - Pablo Ojer
Ayuntamientos

Pamplona recupera su Avenida del Ejército

El nuevo alcalde, Enrique Maya, ha iniciado los trámites para recuperar la denominación que eliminó Bildu

PamplonaActualizado:

Era una promesa electoral a los vecinos de una de las arterias de Pamplona. “No cambiéis las tarjetas de visita porque, en cuanto lleguemos al Ayuntamiento, recuperaremos su nombre original”. Y así ha sido.

El nuevo alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha anunciado a la Junta de Portavoces que ha iniciado los trámites para que la avenida del Ejército vuelva a llamarse eso, avenida del Ejército. La vía que une la plaza del Paz con la avenida de Pío XII llevó el nombre de avenida del Ejército desde su origen, desde su construcción en los años 60, en reconocimiento a esa institución por la cesión a la ciudad de los terrenos anexos de la Ciudadela.

Poco más de mes y medio le ha durado la denominación de Avenida de Catalina de Foix. La decisión la tomó el anterior alcalde, Joseba Asirón (Bildu), en el mes de diciembre y se hizo efectiva el pasado 29 de abril.

Una vez que el alcalde ha anunciado su intención, ahora comenzará a tramitarse el expediente de cambio de denominación y una vez que Enrique Maya apruebe el expediente, se publique en el Boletín Oficial de Navarra y transcurra el tiempo legal, la Avenida de Catalina de Foix recuperará su nombre original, Avenida del Ejército.

El cambio de denominación fue una de las muchas decisiones exclusivamente identitarias que tomó el anterior equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Pamplona. La excusa era que el cambio de nombre pretendía dar visibilidad a mujeres que han hecho cosas importantes por Navarra. Catalina de Foix fue la última reina de Navarra antes de que fuera anexionada en 1512. Sin embargo, Catalina de Foix ya tenía su propia calle, la ronda que rodea el Archivo General, y que fue denominada por el propio Joseba Asirón, hace algo menos de tres años. Ahora esa ronda volverá a recuperar su nombre para mantener la importancia de Catalina de Foix.