Miembros de Salvamento Marítimo español han rescatado esta noche en Motril (Granada, sureste), una embarcación con 55 inmigrantes entre los que iban dos menores y seis mujeres, dos embarazadas - efe

Récord de llegada de pateras: una decena en 20 horas

Las mafias envían en un solo día desde Argelia el 10 por ciento de inmigrantes de todo 2010

CRUZ MORCILLO
MADRID Actualizado:

Con la crisis ya casi nos habíamos olvidado de las imágenes de pateras tocando varios puertos a la vez. El Mediterráneo ha sido en las últimas horas el escenario de la mayor avalancha del año: una decena de embarcaciones han sido interceptadas desde el jueves por la tarde en las costas de Almería, Murcia, Granada, Málaga y Mallorca cargadas con más de 200 personas, la mayoría varones argelinos y marroquíes, aunque también hay 55 subsaharianos. Casi todas salieron de la misma zona de Orán, en Argelia, en una clara estrategia de las mafias, según la Guardia Civil. El fin del Ramadán, con la consiguiente relajación de los controles policiales y la buena mar reinante han contribuido a esta oleada. La noticia positiva es que no ha habido muertos y todos, incluidos dos bebés y dos niños, se encuentran en condiciones aceptables. Y no solo lo han intentado por mar: otros siete cameruneses lograron saltar la valla de Melilla y colarse en la Ciudad Autónoma junto a la frontera del Barrio Chino. Aunque las cifras son aún confusas porque algunos de los "sin papeles" tocaron tierra y no han sido localizados, los dos centenares confirmados suponen el diez por ciento de todos los inmigrantes llegados por mar a España en lo que va de año, según datos a los que ha tenido acceso ABC.

El relato de esta intensísima jornada para la Guardia Civil del mar comenzó el jueves a las seis de la tarde cuando se recibió una llamada de auxilio desde una embarcación que se dirigía a la costa de Granada. Se cree que es la única embarcación que había partido de las costas marroquíes, donde pese a la crisis de Melilla, los agentes alauitas parece que están impidiendo la salida de inmigrantes. Cincuenta y cinco subsaharianos fueron trasladados al puerto de Motril (48 hombres, seis mujeres, una niña y un bebé) en aparente buen estado. A partir de ahí y antes de la media noche ya habían llegado otros tres pateras a Almería, cerca del Este de Cabo de Gata con 59 inmigrantes, entre ellos dos mujeres y otro bebé a las que localizó el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE).

Cuatro barcazas en Murcia

Casi a las mismas horas las imágenes se repetían en distintos puntos de las costas de Murcia adonde arribaron cuatro barcazas con un total de 58 argelinos a bordo tras ser detectadas por el SIVE e interceptadas por la Guardia Civil. Parecía que la noche había acabado pero esta mañana el goteo ha continuado y los agentes del Servicio Marítimo han encontrado una nueva patera con 14 magrebíes en la costa almeriense mientras que casi al mismo tiempo una vecina de Cala Pi en Mallorca alertaba de que había visto a varios inmigrantes cambiarse de ropa entre unas matas. Poco después se detenía a 14 personas en tierra, se cree que todas argelinas, y se buscaba a otro ocupante de la barquilla que habría partido del puerto de Dellys. El delegado del Gobierno en Baleares, Ramon Socias, aseguró que la Guardia Civil trabaja con la hipótesis de que todas salieron juntas pero esta última se desorientó de la ruta que seguían hacia Levante y acabó en Mallorca. Otros seis "sin papeles" fueron arrestados en una carretera de Nerja (Málaga) después de que los agentes encontraran una neumática en una playa cercana.